¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro Blog ACCUPADO!!!!

Éste es el Blog de la Asociación Accu-Álava, donde publicamos Articulos y Noticias de interés, Cursos on line, Fotos de nuestras actividades y por supuesto admitimos toda clase de ideas, sugerencias y aportaciones. ¡Un blog participativo, un blog muy Accupado!

CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN Y MAS...





CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN


Consulta alimentaria y de nutrición y encuesta acerca del servicio. 1 de marzo de 2012


Hola a todos!
Empezamos una nueva sesión para solventar dudas alimentarias, nutricionales para enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa!
Para que la consulta sea personalizada tenéis que especificar lo máximo posible, en cuanto a la cuestión y en cuanto a vuestro estado físico y patológico. Por ejemplo: tengo Crohn, variedad estenosante, peso 65 Kg y mido 1,70, y tengo muchos problemas de diarreas (gases, cólicos....) de esta forma la respuesta será adaptada al caso particular.
También hoy os propongo que me respondáis una serie de preguntas de evaluación del servicio:
  1. Puntos positivos que encontráis a la consulta de alimentación y nutrición
  2. Puntos a mejorar o a reforzar
  3. Os han ido bien los consejos? Han mejorado vuestra calidad de vida?

Un fuerte abrazo y que los hábitos saludables os acompañen!

Roberto Justo
Doctor en Bioquímica
Especialista e Nutrición Molecular
y Alimentación Humana


Los enemigos del intestino

 Calidad de vida

Además del cáncer de colon, hay dolencias intestinales crónicas y muy molestas que restan calidad de vida a los afectados. La necesidad de acudir corriendo al inodoro debido a un retortijón, sufrir un incómodo estreñimiento o padecer dolor abdominal, son algunas de ellas.

Entre estos trastornos figura el síndrome del intestino irritable (SII), la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que comprende la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn; y el cáncer de colon.

Los expertos señalan que el mayor número de personas que sufren estas enfermedades se debe a que cada vez se diagnostican antes y mejor. Entretanto, los especialistas aconsejan aplicar el principio de precaución basado en seguir hábitos de vida saludables.

LA MISIÓN DEL INTESTINO

El organismo humano consta del intestino delgado, encargado de digerir y absorber los nutrientes de los alimentos, y del colon o intestino grueso, responsable de absorber el agua. Esto significa que la misión fundamental del intestino es la absorción.

El intestino está poblado por la flora intestinal, que es el conjunto de microorganismos, en su mayoría bacterias, que se localizan en él. Se estima que el cuerpo humano podría albergar más de mil clases de bacterias y que nuestro intestino podría estar colonizado por 10 millones de bacterias. Estas bacterias nos defienden frente a las infecciones, estimulan el sistema inmune, fabrican las vitaminas B y K y ayudan a digerir y absorber los nutrientes, entre otras funciones.

Causas.

¿Cómo cuidarlo?

Las alteraciones de la flora intestinal, con la que se nace pero que cambia durante la vida por la dieta y el consumo de antibióticos, se han asociado a desórdenes intestinales como el colon irritable o la enfermedad de Crohn, y en cada uno, la flora está alterada de un modo distinto.

Cuando el intestino no funciona bien, el síntoma fundamental que lo advierte es el tipo de defecación (diarrea o estreñimiento), así como dolor abdominal, hinchazón y también, en ocasiones, flatulencia o meteorismo. Además, si hay una mala absorción de nutrientes, puede producirse malnutrición, anemia y hierro bajo, entre otras consecuencias. Y en el cáncer de colon, otro signo delator es la presencia de sangre en las heces.



CÓMO CUIDARLO

* Evitar el estreñimiento mediante la dieta mediterránea, que incluya fibra, presente en frutas, alimentos vegetales e integrales y cereales.

* No abusar de los laxantes, ya que alteran la flora intestinal, son irritantes y pueden producir síndrome del intestino irritable.

Mientras que el 70 por ciento -80 por ciento del cáncer colorrectal se relaciona con una dieta insana, en cambio, una alimentación como la dieta mediterránea, rica en fruta, verdura, con pocas grasas y carne roja podría ayudar a prevenirlo.

* Consumir líquidos, ya que favorecen la hidratación, la progresión del bolo alimenticio.

* Recurrir a los prebióticos y probióticos. Como el intestino tiene una función en la auto-inmunidad, si ésta se altera, los prebióticos y probióticos son esenciales para restaurar la flora intestinal. Los primeros son sustancias que favorecen el crecimiento de los probióticos, mientras que los segundos son alimentos funcionales (sobre todo lácteos) que contienen microorganismos que llegan intactos al intestino, donde se alojan y aportan beneficios.

* La hidroterapia del colon es semejante a la limpieza con enemas o con preparados por vía oral que limpian el intestino. Se trata de un lavado profundo del intestino grueso con agua, para eliminar todas las toxinas.

Consejos importantes

* Practicar ejercicio de forma regular, ya que mejora la movilidad intestinal.

* Mantener una abundante hidratación para ayudar al tránsito intestinal y a evacuar las heces.

* Seguir la dieta mediterránea, con un consumo moderado de fibra.

* No conviene abusar ya que una cantidad excesiva de fibra puede producir gas, meteorismo y diarrea.

* Tomar yogur para reponer la flora intestinal.

* Controlar los medicamentos que producen efectos secundarios, como diarrea o estreñimiento.

* Controlar el estrés, que puede alterar la movilidad y la flora intestinal y provocar los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal.

* Evitar el tabaco y el alcohol.

CONSEJOS PARA EL ESTREÑIMIENTO


* Tenga suficiente tiempo para defecar, condicionamiento positivo.

* No use laxantes, purgantes o supositorios.

* Impida la ansiedad.

* Practique deporte en forma regular.

* Tome buena cantidad de líquidos, no espere tener sed.

* Tome un vaso de agua de coco al día y consuma la pulpa si es tierna.

* Consuma avena en los desayunos.

* Coma aguacate con frecuencia.

* Consuma frutas variadas.

* Use con frecuencia: legumbres verdes y rojas, ensaladas crudas y cocidas, ciruelas, frutos crudos e higos frescos.

* Use salvado de trigo o germen de trigo diariamente.

* Disminuya pan blanco, harinas refinadas y carnes.

* No deje de consumir los granos y lentejas.

* Modere uso de cigarro o alcohol, enemigos del colon.

* Ingiera fibra insoluble: repollo, coliflor, col, arroz, zanahoria, maíz.

* Evite operaciones en el

abdomen y la multiparidad.

* Revise diariamente las características de su defecación.

* Use infusiones claras de manzanilla, linaza, mejorana, ajenjo, hinojo o yerbabuena.


Diez recomendaciones para la Dieta en Pacientes con Ostomía




Para quienes están preocupados por los cambios en los hábitos alimenticios, debido a la Ostomía, es bueno saber lo siguiente: la comida PUEDE seguir siendo disfrutada por los pacientes con Ostomía y en función de la forma en que se mire, tal vez tener un estoma en realidad puede empujar a comer de una forma más sana.






He aquí diez consejos útiles para ostomizados:

1. Coma con regularidad y tomar comidas más pequeñas 4-6 veces al día en lugar de tres comidas grandes. Esto garantizará que los alimentos sean digeridos correctamente, y prevenir el exceso de gas.

2. Obtenga información sobre la forma en que los diferentes alimentos afectan la digestión. Hay alimentos que pueden hacer que las heces sean más duras, más suaves, mas o menos olorosas. También hay alimentos que producen más gas. Ajuste su dieta en consecuencia.

3. Imprimir un gráfico o una tabla de los grupos de alimentos y la forma en que generalmente afectan al sistema digestivo. Ponerla en el refrigerador o en cualquier lugar visible en donde prepara sus comidas, para que le sirva de referencia de manera rápida y fácil.

4. Tenga un diario de alimentos para que pueda recordar cómo los alimentos afectan a su digestión, para que le sirvan como guía cuando prepare nuevos platos.

5. Tenga especial cuidado con los alimentos que no se digieren completamente, como el apio, el maíz y la piña. Esto no significa que no los puede comer, solo debe masticarlos muy bien.

6. Reducir los gases mediante el control de la ingesta de alimentos ricos en almidón, como las legumbres y los frijoles. Evitar tragar aire al comer y evitar las bebidas carbonatadas también ayudará a reducir los gases.

7. Hidratación, bebiendo mucho líquido. Esto es especialmente cierto para los pacientes con ileostomía y colostomía que tienen su totalidad o parte de su intestino grueso eliminado. Los intestinos absorben líquidos que pasan a través de ellos, por lo tanto los pacientes con ileostomía y colostomía deben tener cuidado de vigilar la hidratación y compensar la pérdida de esta función.

8. No hay nada de malo en probar diferentes tipos de alimentos, pero en porciones mínimas y una a la vez. Si usted está probando un alimento desconocido para usted, es posible que desee hacerlo en casa primero.

9. El material de desecho que salen a través del estoma puede contener la mayor parte del potasio y el sodio que de otra forma serían absorbidos por el cuerpo. Coma alimentos que son buena fuente de potasio y de sodio con el fin de mantener el equilibrio en su cuerpo. El sodio y el potasio regula la presión arterial y el equilibrio de agua en el cuerpo.

10. Masticar, masticar, masticar. La descomposición de los alimentos finamente en la boca ayuda a digerir más fácilmente, para la mejor absorción de nutrientes y hacer más fácil el paso de las heces.


Escrito por: Stomabags.com





¿Cómo sería una alimentación antiinflamatoria?



1- Eliminar o rebajar la ingesta de alimentos ricos en ácido araquidónico sobre todo la carne pero también los lácteos y los huevos. Podeis encontrar la tablas de IF-Rating (nivel inflamatoio de los diferentes alimentos ) en internet, lo malo es que está en inglés, los valores positivos son los de aquellos alimentos que son antiinflamatorios.

2- Aumentar la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como las algas sobre todo marrones y rojas, los pescados azules como el salmón, el atún, la caballa, las sardinas o los boquerones, las semillas de lino y el aceite de lino y de cártamo. Se recomienda consumir una cucharada diaria de aceite de lino o de cártamo, tomados en frío.

3- Reducir la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 6, como los frutos secos, la soja, las semillas de girasol y sésamo sobre todo en momentos de máxima inflamación. Si nos encontramos mejor , los frutos secos son un buen alimento consumidos con moderación (por ej 4 o 6 nueces diarias o la cantidad equivalente de almendras o avellanas etc, un puñadito pequeño.

4- Dos piezas de fruta al día, como mucho tres si no existe sobrepeso, son una cantidad razonable.

5- Aumentar la cantidad de verduras de hoja verde como espinacas, acelgas, coles de Bruselas, repollo, berros, canónigos, endibias, lechuga, perejil, cilantro, etc. Estas verduras deberán consumirse principalmente cocinadas o hervidas al vapor. Se recomiendan en una dieta anti-inflamatoria por su efecto calmante y desintoxicante.

6- Aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina C y E (para tener un buen nivel de antioxidantes) pero que se ajusten a las anteriores recomendaciones. Por ejemplo, la vitamina C la encontraríamos en el pimiento rojo, pimiento verde, guisantes, coles de Bruselas, brécol, repollo o boniato. Alimentos ricos en vitamina E serían el pan integral, los cereales integrales, el aceite de germen de trigo y el aceite de oliva.

Aumentar la ingesta de alimentos ricos en zinc que se ajusten a las anteriores recomendaciones, como el marisco, el salmón o el germen de trigo.

7- Incrementar el consumo de agua mineral o desclorada a al menos un litro y medio al día, esto favorecerá la eliminación de productos de desecho que agravan la inflamación.

8- Tomar un suplemento de aceite de pescado (en perlas) que es el único complemento nutricional que ha demostrado experimentalmente tener actividad antiinflamatoria en pacientes con enfermedades reumáticas autoinmunes.




Probióticos: escudo frente a las patologías digestivas.

Forman parte de los alimentos funcionales y, aunque existen numerosos estudios sobre sus efectos, los únicos beneficios demostrados científicamente se hallan en la estabilización de la flora intestinal en casos de diarrea y estreñimiento y en la mejora del sistema inmune.






5 Marzo 11 - - Beatriz Muñoz Cerca del 80 por ciento de las bacterias que habitan en el intestino resultan beneficiosas para la salud y todas ellas, además, podrían recubrir la superficie de un campo de tenis. Las funciones que ejercen sobre el organismo resultan imprescindibles para poder vivir, pero el ritmo de vida actual y las dietas desequilibradas van, poco a poco, destruyéndolas y mermando la calidad de la flora intestinal, lo que se traduce en un mayor riesgo de padecer ciertas enfermedades e interferir en la absorción de vitaminas y minerales. Para contribuir, en la medida de lo posible, a mantener en plena forma al sistema digestivo surgen los probióticos, unos microorganismos vivos del género bifidobacterium y lactobacillus o bacterias acidolácticas que forman parte de la flora gastrointestinal y ejercen un efecto positivo en el organismo. Para la doctora Ascensión Marcos, directora del Grupo de Inmunonutrición del departamento de Metabolismo y Nutrición del Instituto del Frío del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), «resultan muy útiles para proteger el sistema inmunológico y el tracto gastrointestinal».



Más que un alimento

Los probióticos se incluyen dentro de los alimentos funcionales porque gracias a los componentes que poseen ejercen efectos beneficiosos sobre la salud, más allá del aspecto nutricional. En los últimos años se ha desatado el consumo de estos productos, lo que ha propiciado que hayan surgido numerosos estudios científicos alabando sus efectos. Sin embargo, el doctor José Carlos Erdozain, jefe de la Sección de Aparato Digestivo del Hospital Infanta Sofía de Madrid, sostiene que «en la actualidad el conocimiento científico de las distintas acciones de los probióticos es incipiente. Se obtienen, con frecuencia, resultados no concluyentes o incluso discordantes respecto a sus beneficios». Otro asunto a tener en cuenta, según explica la doctora Irene Bretón Lesmes, de la Unidad de Nutrición y Dietética del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), «es que los efectos concretos de estos microorganismos sobre el organismo parecen ser específicos de una cepa bacteriana concreta y no se pueden extrapolar a otras cepas dentro de la misma especie». No obstante, su eficacia «ha sido probada en la patología digestiva y su consumo resulta muy eficaz en la distensión o hinchazón abdominal, gases, cambios en el ritmo intestinal y los síntomas asociados a pacientes con el síndrome de intestino irritable», afirma Erdozain. Esta misma opinión la comparte Marcos, quien añade que «existen estudios que avalan la función de los probióticos en la diarrea y en los niños, ya que se ha visto que gracias a su ingesta se regulan los síntomas un día y medio antes. Asimismo, en la enfermedad de Crohn la sintomatología mejora y los niveles de los marcadores de inflamación disminuyen considerablemente».



Asimismo, «cada vez existe más evidencia de su efecto sobre la diarrea secundaria a antibióticos», matiza Bretón. Este efecto se debe, según Marcos, «a que el consumo de este tipo de medicamentos destruye la flora intestinal y la toma de probióticos contribuye a formarla». Pero todavía hay más. Según Miguel Bixquert, experto de la Sociedad Española de Patología Digestiva y jefe del Servicio de Digestivo del Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, la ingesta de estos productos ha demostrado su efecto «en el tratamiento de la intolerancia a la lactosa, en el estreñimiento funcional, en prevención de la sobreinfección hospitalaria por la bacteria Clostridium difficile y en la reducción del riesgo de inflamación del reservorio tras la colectomía en pacientes con colitis ulcerosa grave».



En cualquier caso, el consumo continuado de estos alimentos ha propiciado que sus beneficios no se limiten exclusivamente a nivel del tubo digestivo. «Aunque todavía se tienen que demostrar, se ha abierto un campo de estudio en terapias de enfermedades o situaciones clínicas muy diversas como la disminución de los síntomas del asma y otras patologías de base alérgica, prevención de infecciones urinarias y del tracto genital, una menor complicación en pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos y disminución de los niveles de colesterol, entre otros», sostiene Erdozain. Eso sí, conviene dejar claro, según Bixquert, que todavía no se ha demostrado su función, «en las pancreatitis agudas graves, ni en la prevención de las infecciones de los cirróticos, al menos de momento».



Dosis

La reciente avalancha de este tipo de productos en los supermercados ha contribuido a que el consumidor tenga dudas sobre su uso y la cantidad que debe ingerir. Según Erdozain, las mejores vías para consumir probióticos se hallan en «productos lácteos fermentados como leche, yogur y quesos, así como productos vegetales fermentados como aceitunas, chucrut, soja y cereales, entre otros». Sin embargo, continúa el experto, en cuanto a la frecuencia de consumo, «no existe evidencia científica de dosis en los diferentes probióticos. Aunque el potente márketing utilizado para vender estos productos puede hacernos creer que resultan indispensables, lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones, una dieta equilibrada y variada basta para lograr los beneficios que prometen». No obstante, «si la paciente ha tomado probióticos para controlar los síntomas digestivos y no consigue mejoría, debe consultar con su




Los enzimas en la dieta equilibrada.

Son unas sustancias que se encuentran en todos los tejidos, que actúan como catalizadores, es decir que muchas reacciones químicas que se producen en el organismo, pero sin que éstas sean cambiadas o destruidas durante esa acción.


Algunas de las funciones más destacables de las enzimas son:


Favorecen la digestión y absorción de los nutrientes, a partir de los alimentos que ingerimos; las enzimas digestivas son muy útiles en casos de hinchazón abdominal gases y digestiones pesadas.

Cuentan con un efecto antiinflamatorio, por lo que pueden ser útiesl en casos de artritis.

Reducen el daño ocasionado por toxinas, por lo que tendrían un efecto desintoxificante o depurativo sobre nuestro organismo.

Armonizan el sistema inmunológico

Otras funciones o propiedades de las enzimas son: ayudar a eliminar el dióxido de carbono de los pulmones, mejorar laa capacidad mental, regular el peso corporal y favorecer la fertilidad.

Los síntomas más habituales de un déficit de enzimas son malas digestiones, gases, eructos, hinchazón abdominal, acidez o ardor de estómago, alergias e intolerancias alimentarias. Suele ser más habitual en personas que sufren de enfermedades crónicas y que toman muchos medicamentos. Los problemas digestivos crónicos como gastritis, enfermedad de Crohn, colon irritable o hernia de hiato y una dieta desequilibrada, pueden ser también pueden ser otra causa que provoque un déficit de enzimas.


Los alimentos crudos son una fuente importantísima de enzimas así que este otro motivo para que no falte nunca en nuestra dieta una buena ensalada, zumos vegetales, fruta y sus zumos, algas, alimentos germinados y fermentados, como el choucrout, miso, yogur o pickles.



La manzanilla, excelente remedio a la mano


El conocimiento de la manzanilla por diferentes pueblos y su aprovechamiento con fines medicinales data de miles de años. En todo ese tiempo ha sido empleada tanto en uso interno como externo. Como expusimos en el trabajo anterior publicado en la Sección resulta un excelente bálsamo para los trastornos digestivos, ahora valoremos otros muchos beneficios para el ser humano.
Tanto los finos tallos como las flores son un sedante suave. Ello se debe a que contiene sustancias que actúan sobre el sistema nervioso central calmando los estados de estrés y ansiedad.
En casos de nerviosismo e insomnio, aconsejan tomar infusiones de flores secas. Luego, resulta adecuada para aliviar los efectos físicos de naturaleza psicosomática producidos por la depresión, como pueden ser palpitaciones, acidez, dolor de cabeza. Para ello puede prepararse un cocimiento de una cucharada de la parte de la planta mencionada y tomar una taza por las noches antes de dormir.
Esas mismas propiedades sedantes ayudaran a disminuir los síntomas desagradables estomacales de la intoxicación alimentaria, al tiempo de contribuir en el relajamiento del intestino irritado o inflamado en enfermedades como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

La manzanilla posee además cualidades diuréticas, por lo que favorece la eliminación de líquido en el cuerpo. Esa función no sólo influye para combatir la obesidad, sino también en aquel conjunto de dolencias que mejoran con la eliminación de agua y la consiguiente expulsión de toxinas y especialmente el ácido úrico: enfermedades circulatorias, hepáticas, gota y artritis.

En caso de Sinusitis, esta planta contrarrestar esta enfermedad por sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Para ese uso, diluir un par de gotas de aceite esencial en dos litros de agua y realizar inhalaciones.

Y como si fuera poco, estudios recientes han descubierto la influencia que tienen los ácidos cafeico, y los flavonoides, presentes en la planta de marra, en la prevención o mejoría de los procesos cancerosos.




La Piña, fuente de salud


La piña es el fruto de una planta de la familia de las Bromeliáceas, que actualmente se cultiva en la mayoría de los países tropicales del mundo, y a la que se le atribuyen efectos muy beneficiosos para la salud.


• Favorece la circulación, por su alto contenido en bromelina (presente sobre todo en el jugo y el tallo), que disuelve los coágulos y fluidifica la sangre, previniendo problemas circulatorios como trombosis, ataques cardiacos, apoplejías.
• Ayuda a controlar la tensión arterial, especialmente la hipertensión.
• Favorece la digestión porque digiere las proteínas, con lo que ingerir esta fruta fresca después de la comida ayuda al estómago a realizar su función y elimina efectos secundarios de una digestión pesada, como gases, pesadez de estómago, acidez...Al mismo tiempo ralentiza el paso de los alimentos por el estómago y produce una sensación de saciedad, por lo que se come menos.
• Evita el estreñimiento, porque regula el tránsito intestinal.
• Elimina las bacterias del tubo digestivo causantes de los dolores intestinales o la diarrea. Incluso es eficaz contra las lombrices intestinales. Todo ello porque la bromelina destruye la cubierta de quitina que los protege.
• Ayuda en el tratamiento de la obesidad por su capacidad de digerir las grasas.
• Ayuda a eliminar agua del cuerpo, evitando la retención de líquidos, y por lo tanto ayudando a rebajar peso.
• Eficaz en el tratamiento de la celulitis, porque favorece la desinfiltración, movilización y eliminación de los depósitos de agua.
• Elimina toxinas por medio de la orina gracias a su efecto depurativo, mejorando los problemas de riñón, vejiga o próstata.
• Tiene propiedades antiinflamatorias muy útiles para disminuir el dolor. Un reciente estudio de la revista Clinical Rheumatology le atribuye similares propiedades que al diclofenaco. Evita tendinitis y bursitis, por lo que está incluída en la dieta de cualquier deportista, y ayuda a curar dolores de espalda, esguinces o luxaciones.
• Actúa contra los radicales libres por su acción antioxidante, combatiendo las enfermedades crónicas y mejorando la esperanza de vida de sus consumidores.
• Disminuye los niveles de colesterol hasta en un diez por ciento, con lo que previene los accidentes vasculares.
• Mejora enfermedades varias, como colitis ulcerosa, osteoartritis, gota, sinusitis, ácido úrico...
• Recientes estudios le atribuyen propiedades frente al cáncer. Una molécula de la bromelina bloquea una proteína defectuosa en el treinta por ciento de los cánceres y otra estimula factores del sistema inmunitario que atacan y destruyen células cancerosas. Esto ocurre en el cáncer de mama, pulmón, colon, ovario y melanoma.
• Una curiosidad gastronómica: si al cocinar carnes añadimos un trozo de piña o un buen chorro de su jugo quedan mucho más tiernas y jugosas.


 Como combatir la falta de Calcio en Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa




Muchos afectados por esta enfermedad les resulta extremadamente dañino el consumo de leche y sus derivados (lácteos), por eso la falta de calcio es bastante habitual en estos enfermos. Sin embargo, la leche y sus derivados no son la única fuente de calcio, por suerte.
Existen otras fuentes que son hasta incluso más fácilmente asimilables, en especial para aquellas personas que sufren de osteoporosis, esa enfermedad que deteriora gradualmente la calcificación de los huesos, y para enfermos de Crohn y Colitis, aunque quizás haya ciertos alimentos que no se toleren bien al igual que los lácteos. Los alimentos que contienen este mineral, además de los lácteos, son los siguientes:


• Algas y verduras especialmente de hoja verde como el brécol, repollo, apio.
• Cereales integrales como avena, arroz, cebada, trigo, etc.
• Cola de caballo la cual se toma en infusión y contribuye a conservar la masa ósea.
• Frutos secos como las almendras, avellanas, castañas, higos, pasas y cacahuetes.·
• Leches vegetales como las leches de arroz, avena, almendras, avellanas, sésamo o chufas, las cuales se pueden comprar ya preparadas, pero se pueden elaborar de forma casera.
• Legumbres cocidas como los garbanzos, judías blancas y pintas, habas, soja, lentejas.
• Pescados azules como el bacalao, caballa, salmón, sardi­nas, angulas, langostinos y arenques frescos.
• Semillas como el sésamo, gira­sol y calabaza.


Lo que, tal vez, muchas personas desconozcan, y algo que debemos tener cuidado, es que perdemos calcio, de forma constante, a tra­vés de la orina y el sudor y si lo perdemos excesivamente, con el tiempo, podemos sufrir de osteoporosis. Existe una serie de alimentos y fac­tores que debemos evitar, ya que contribuyen a esta pérdida, como son:

• El azúcar, refrescos azucarados (sodas, jugos artificiales, etc.) y cereales re­finados: estos producen em­pobrecimiento de los micronutrientes (minera­les y vitaminas) necesarios para absorber el calcio.

• Factores genéticos. No son modificables, pero pueden paliarse con dieta y ejercicio adecuados, así co­mo eliminando otros factores de riesgo.
• Alcoholismo y tabaquis­mo. Reducen los minerales.
• Cafeína. Al igual que la sal, au­menta la pérdida de calcio a través de la orina.
• Falta de ejercicio físico. La vida sedentaria es gra­ve factor de riesgo. Las malas posturas también. Carencia de fósforo y magnesio.
• Hormonales. En las mujeres menopáusicas, el déficit de estrógenos es una de las causas de pérdida de calcio. Sin contar que ciertas medicaciones que contienen hormonas tiroideas o es­teroides aumentan dicha pérdida.
• Inmovilización prolongada.
• Los productos lácteos. Aunque parezca contradictorio, pueden ser más problemáticos que beneficiosos para el organismo, ya que, en ocasiones, están contaminados con antibióticos. Además, muchas personas no asimilan bien la lactosa o azú­car de la leche o tienen reacciones alérgicas.


Comer brócoli y banana


 
Comer brócoli y banana podría ayudar a prevenir las recaídas de la enfermedad de Crohn, aportando alivio a decenas de miles de personas, ya que esta condición crónica inflama la mucosa del aparato digestivo causando diarrea y calambres estomacales.





El plátano y el brócoli contienen un tipo de fibra soluble que reduce la transmisión de la bacteria E. coli hasta en un 82 por ciento y es de tener muy en cuenta que la incidencia de la enfermedad de Crohn está aumentando en todo el mundo y es más común en los países desarrollados donde la dieta típica es baja en fibra y alta en alimentos procesados.

Así países como Japón experimentaron un rápido aumento de los casos, atribuidos a la introducción de una "dieta occidental". La enfermedad de Crohn es un trastorno a largo plazo que causa la inflamación del revestimiento del aparato digestivo.

Con el tiempo la inflamación puede dañar las secciones del sistema digestivo y aproximadamente el 80% de las personas con la enfermedad de Crohn requerirán cirugía para aliviar sus síntomas, que son; la diarrea, dolor abdominal y fatiga.

El estudio encontró que la fibra soluble del plátano y el brócoli fue capaz de detener específicamente a la bacteria E. coli entre un 45 y 82 por ciento en las células del intestino.




CONSEJOS PARA VIAJAR





Viajar con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn..........


La mayoría de las personas con colitis ulcerosa o Crohn, pueden y deben llevar una vida normal, y esto incluye viajar. No obstante, coménteselo a su médico para viajar con más seguridad

Las personas afectadas por enfermedades crónicas deben pedir consejo médico antes de organizar un viaje.


1. LA MAYORÍA DE VIAJES SON COMPLETAMENTE SEGUROS Y POSIBLES.


2. LLEVE SU “PASAPORTE MÉDICO”: Siempre hay que llevar un informe médico, aunque sea breve, en el que se indiquen el diagnóstico y la extensión de la enfermedad, el grado de actividad y el tratamiento pautado, así como otros datos importantes (operaciones, alergias…)


El “pasaporte médico” propuesto por la Federación Europea de Crohn y Colitis Ulcerosa (EFCCA) que adjuntamos en pdf, contiene la siguiente información:


o Datos Personales y Fecha de Nacimiento

o Grupo Sanguíneo

o Persona y forma de contacto en caso de emergencia

o Alergias

o Diagnósticos relevantes

o Extensión de la colitis ulcerosa

o Operaciones previas

o Tratamientos


Descargar “ Pasaporte médico” de la EFCCA en: http://www.colitisulcerosahoy.com/

3. LLEVE SUS MEDICAMENTOS Siempre hay que llevar medicación suficiente para el viaje, y medicación de reserva para utilizarla si fuese necesario (pérdida de vuelo, averías en en coche o cualquier otra eventualidad, …)

4. VIAJE SIEMPRE CON SEGURO MÉDICO

a. Para viajes dentro de España, no olvide su tarjeta sanitaria.

b. Para viajes en la Comunidad Europea y en otros países que tengan convenio sanitario, solicite su Tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Para obtenerla, sólo tiene que ir a un Centro de Atención e Información de la Seguridad Social. Presente su DNI y la obtendrá de forma inmediata por una validez de un año. Teléfono gratuito: 900.16.65.65.


En el caso de que necesite asistencia sanitaria, con este documento la recibirá en igualdad de condiciones del país en el que se encuentre y sin coste alguno. Si no lleva consigo la TSE, es muy probable que tenga que pagar la consulta.

c. Para el resto del mundo, es absolutamente recomendable que disponga de un seguro de asistencia en viaje.

d. Si tiene un seguro médico privado, infórmese de los convenios con compañías de otros países.


5. VACUNAS Y PROFILAXIS. Si va de viaje a lugares lejanos, poco habituales o exóticos, debe informarse antes en algún centro de Sanidad Exterior (de 6 a 8 semanas antes del viaje). A continuación, comparta las recomendaciones con su médico.

Centros de Sanidad Exterior en España

6. VIGILE LO QUE COME Y LO QUE BEBE. Las medidas habituales de higiene y precaución las debe seguir usted igual que todo el mundo. Evite el consumo de alimentos y bebidas contaminadas o de dudosa conservación.

En muchos lugares, el agua es protagonista de muchas situaciones de riesgo: debe evitarse su consumo directo o indirecto (verdura cruda, cubitos de hielo, lavarse los dientes, zumos diluidos, …) y el contacto con aguas recreativas insalubres.


7. NO BAJE LA GUARDIA. Sea siempre precavido, en los viajes ocurren a veces problemas inesperados, como intoxicaciones, enfermedades de transmisión sexual. Trate de informarse sobre todo aquello que ocurre en el lugar de destino que sea conveniente conocer para evitar complicaciones indeseables.


Página de consulta antes de viajar: http://www.viajarsano.com/




CONSEJOS PARA CUIDAR TU VIDA


Fortalecer las cervicales.
Os proponemos ejercicios para olvidarnos de los dolores del cuello.
1. Hacia los lados. De pie, doblar el brazo izquierdo por encima de la cabeza y estirar a hacia el lado izquierdo y al revés con el brazo derecho. Los estiramientos relajan y devuelven la elasticidad a los músulos y tendones castigados debido al sobreesfuerzo y la tensión.
2. Vista al frente. Tumbado boca abajo, con la cabeza de forma que quede colgada al aire, empieza mirando al suelo de forma que piernas, espalda y cervicales formen una línea recta. A continuación sube la cabeza y mira al frente como si tuvieras a alguien delante de pie.
3. Círculos con la cabeza. Sentados en un taburete, trazar unos círculos lentamente con la cabeza.
4. Estiramientos. Sentado, inclina la cabeza hacia delante hasta que la frente toque las rodillas y permanece así un minuto.



En la oficina.
Según algunos expertos, los cactus evitan las radiaciones del ordenador, actuando como un imán, disminuyendo el nivel de radiación del ambiente. Nunca está mal probarlo, aunque lo que sí está claro es que las frecuencias radioeléctricas originan perturbaciones como: • Cefaleas • Irascibilidad • Alteraciones del sueño • Astenia • Alteraciones cardiovasculares • Dolores torácicos
Después de muchas horas frente al ordenador te recomendamos:
1. Subir y bajar escaleras para trabajar los glúteos.
2. Descargar las cervicales con las manos en la nuca.
3. Estirar los brazos hacia delante.
4. Sentado con la espalda recta, pero separado del respaldo de la silla, entrelaza los dedos de las manos por detrás de la espalda. Estira los brazos y levántalos ligeramente.


Crisis nerviosa.
El estrés y los problemas personales pueden debilitar el sistema inmunológico. Os ofrecemos unas sencillas técnicas de relajación que vendrán muy bien para recuperar la calma en esas situaciones de la vida diaria en la que por el estrés nos ponemos muy nerviosos y estamos a punto de acabar en una crisis nerviosa. La respiración es la base de la salud, pero también la puerta y la llave de la relajación. La respiración lenta, profunda y rítmica provoca un reflejo del sistema nervioso parasimpático. Produce una reducción en los latidos del corazón y una relajación de los músculos. A su vez, da lugar a una relajación mental y corporal que persiste todo el día. El ejercicio es muy sencillo: toma aire por un orificio nasal y expúlsalo por el otro. Repite el ejercicio a la inversa. Es muy sencillo y puede realizarse en cualquier parte y relajará al instante.


Levantar el ánimo.
Más de 400.000 españoles sufren en invierno una pequeña depresión. El frío y los días más cortos bajan el ánimo, reducen el apetito, generan apatía y solo apetece dormir. Pero tenemos que activarnos. ¿Cómo? • No te quedes en casa, haz planes. • Apúntate a un gimnasio, mejor con un amigo. • Camina todos los días al menos 30 minutos. Otro consejo es que cada día anotes en una libreta algo bueno que te haya pasado. Para estados de ánimo bajos también hay que cuidar la alimentación. En este sentido no podemos dejar de hablar del que está considerado por muchos doctores como uno de los mejores patrones dietéticos del mundo: la dieta mediterránea. Se trata de consumir más verduras, frutas, legumbres, frutos secos y convertir el aceite de oliva en la principal fuente de grasa.


Terapia antitabaco.
Cura de desintoxicación para los fumadores.
Ingredientes: • 10 limones • Un vaso / Una jarra de agua Tomad el zumo de un limón. Cada día aumentáis la cantidad en un limón más, hasta llegar a diez. Al llegar a esta cantidad, bajáis la ingesta hasta un limón y descansáis diez días. Después volvéis a empezar. Es importante recordar: Deberéis tomar tanta cantidad de agua como de limón para evitar que se altere el esmalte de los dientes, o mejor todavía, tomarla con una pajita para que pase directamente a la garganta. El ‘mono’ del tabaco irá cediendo. ¡Hacedlo, que funciona!


CONSEJOS PARA MEJORAR TU SALUD OSEA

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), «la osteoporosis es una enfermedad sistemática caracterizada por una masa ósea baja y un deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, que conduce a una mayor debilidad ósea y a un aumento del riesgo de fracturas».



Se dice que la osteoporosis es una enfermedad silente, ya que con frecuencia no muestra signos evidentes hasta que se produce la rotura de un hueso. El deterioro óseo se va produciendo a lo largo de los años, sin que la paciente sea consciente de ello.


Según datos de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), cerca de 2,5 millones de personas padecen osteoporosis en España. Así, 1 de cada 2 mujeres mayores de 50 años puede sufrir una fractura ósea.


La osteoporosis es responsable de más de 1,3 millones de fracturas de vértebras, cadera y muñecas en el mundo. Las más graves son las de cadera, ya que en su gran mayoría requieren de una intervención quirúrgica que no asegura la recuperación del paciente.


Algunos consejos valiosos para mejorar la salud ósea:


1. Seguir una dieta rica en calcio y vitamina D.


2. Mantener una vida activa, realizando ejercicio regular, como caminar.


3. Cese del hábito tabáquico y reducción del consumo de alcohol.


4. Prevención de las caídas.


5. Ser constante en las pautas dadas por su médico.



EJERCICIOS PARA EL DOLOR DE CUELLO


 
 
Páginas Web recomendables

http://www.accuesp.com/, www.federacionabreu.es, www.geteccu.org, www.faes.es, www.aeii.org, www.alfondoaladerechaforoeii.com, http://ajeccu.eresmas.net, www.ayudate.es, www.sincrohnizate.com, www.colitisulcerosahoy.com, www.crohnycolitis.org, www.sepd.es, www.famma.org, http://accujesp.iespana.es, www.ua-cc.org, www.aegastro.es, www.psicologiadelasalud.es, http://www.lifeandibd.org/, http://arturogoicoechea.blogspot.com/, www.saludjuntos.net