¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro Blog ACCUPADO!!!!

Éste es el Blog de la Asociación Accu-Álava, donde publicamos Articulos y Noticias de interés, Cursos on line, Fotos de nuestras actividades y por supuesto admitimos toda clase de ideas, sugerencias y aportaciones. ¡Un blog participativo, un blog muy Accupado!

28 septiembre 2012

La médula ósea tiene secretos para el tratamiento de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn

    • Investigadores de la Universidad de Michigan State (MSU) han desbloqueado algunos secretos de la médula ósea que podrían conducir a mejores tratamientos para la colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.
      foto

      Los resultados, que aparecen en la edición actual de la revista Proceedings of the National Academy of the Sciences, muestran que la confusión en las enfermedades inflamatorias del intestino causan estragos en el tracto digestivo reflejándose en la médula ósea. Los primeros indicios muestran que los trastornos del intestino podrían ser tratados a través de la médula ósea, dijo Pam Fraker, MSU Profesor Distinguido de la Universidad de bioquímica y biología molecular.

      Según Fraker, co-autor del estudio:
      "Es posible que si pudiéramos reducir la capacidad de la médula ósea para producir células inflamatorias se podría reducir la gravedad de la colitis y de la enfermedad de Crohn", "esto podría limitar el daño que provoca la enfermedad y reducir el número de pacientes que requieren cirugía."
      La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn afectan a más de un millón de personas en los Estados Unidos, incluyendo un número cada vez mayor de niños. No existen tratamientos preventivos, sin embargo, los esteroides se prescriben a menudo para reducir el dolor de las enfermedades y la inflamación. El efecto secundario de este curso es el daño a los tejidos, lo que podría conducir a la cirugía y las complicaciones adicionales.

      Ver a una paciente joven sufrir por el dolor de una colitis severa reforzó la necesidad de Fraker para investigar esta enfermedad devastadora.
      "Ella era muy frágil, enferma, adicta a los narcóticos para adormecer su dolor y tuvo varias cirugías intestinales en vano", "Esto se convirtió en una motivación enorme para mí, ya que enfatizó la poca ayuda real que está disponible para estos pacientes".
      Fraker se centró en la médula ósea, que es un tejido grande, altamente activo y sensible. Cuando se inducía la colitis en ratones, se sorprendio por los cambios significativos y rápidos que se habían producido en la médula ósea. Los síntomas de la colitis, como la hinchazón, la anemia y el malestar aumentaron en los monocitos y los neutrófilos (células que combaten las infecciones pero que exacerban la inflamación excesiva en los intestinos) se reflejaron en la médula ósea.

      Las reacciones de la médula ósea en realidad avivan las llamas de las enfermedades inflamatorias del intestino en lugar de ayudar a curarlas. Cuando la médula ósea amplifica la producción de monocitos y neutrófilos, lo hace a expensas de producir linfocitos y células rojas de la sangre, las claves para la defensa inmune.

27 septiembre 2012

Científicos desarrollan una nueva tecnología para identificar biomarcadores para la colitis ulcerosa

Los científicos de la Universidad de Florida, del Instituto de Investigación Scripps, han desarrollado una nueva tecnología que puede identificar, en modelos animales, los biomarcadores potenciales de la colitis ulcerosa, un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria que afecta el revestimiento del colon. El estudio fue publicado en 03 de octubre 2012, en la revista "Journal of the American Chemical Society".

La nueva investigación se centra en las proteínas arginina deiminasa (PAD), que han sido implicadas en una serie de enfermedades, incluyendo el cáncer, la esclerosis múltiple y la artritis reumatoide. Las PADs participan en reacciones en el cuerpo que forman los aminoácidos citrulina en las proteínas a través de un proceso conocido como citrulinacion. Esta modificación puede tener efectos significativos en la estructura y función de las proteínas modificadas.


Mientras que la actividad anormalmente alta de PAD está presente en una cantidad de enfermedades humanas, la función exacta de la citrulinación en estas enfermedades sigue siendo desconocida, en gran parte debido a la falta de sondas químicas fácilmente disponibles para estudiarlo.

Paul Thompson, profesor asociado en el Departamento de Química de Investigación Scripps, quien dirigió el estudio, dijo:
"Hemos desarrollado una tecnología para identificar biomarcadores para una variedad de enfermedades en las que se ve actividad anormal de PAD".
"Esta identificación de biomarcadores potenciales en modelos animales de colitis ulcerosa es realmente el primer paso de un esfuerzo mucho más grande. Queremos avanzar buscar diferentes marcadores de diagnóstico en la artritis reumatoide y el cáncer, en estas situaciones de enfermedad."
En el nuevo estudio, los científicos describen una sonda química llamada rodamina fenilglioxal (Rh-PG), que marca las proteínas que contienen citrulina con un compuesto fluorescente de imágenes.

Según Thompson, la siguiente etapa será producir nuevas generaciones de esta sonda química para aislar los biomarcadores de proteínas y determinar sus sitios de modificación, así como para cuantificar la extensión de la citrulinación.

25 septiembre 2012

"Mi enfermedad me cambió de muchas maneras" Anastacia

Una de las cantantes más talentosas ha tenido que vivir problemas de salud durante toda su vida, pero esto no la ha desanimado en ningún momento.
A sus 40 años la cantante Anastacia nos revela sobre la batalla que ha tenido contra la Enfermedad Inflamatoria Intestinal desde que tiene 13 años.

Anastacia nació en Chicago, y dice “Un día, estaba viendo la televisión cuando sentí una masa, una bola, en la parte baja de mi abdomen.”
“Al principio pensé que era la comida. Sentí como una pelota y que podía moverla, pero nunca pensé que fuera algo preocupante. No tenía dolor, pero ahí estuvo durante algunos días y se lo comenté a mi mamá. Ella y mi padrastro me llevaron directo al hospital.”
Los estudios mostraron que el número de células blancas estaban extremadamente altas, sugiriendo que su cuerpo estaba peleando una infección.
“Había tenido dolor en mis articulaciones, pero pensé que eran dolores de crecimiento” Se rie y dice “Creo que estaba rezando por volverme alta”
Anastacia pasó por varios estudios, y los doctores sospecharon que fuera cáncer.

“Cuando me abrieron y vieron mucho de la enfermedad, tuvieron miedo de que la masa, que era del tamaño de un racimo de uvas, pudiera estallar y estuvieron impactados por el estado de mi intestino, que estaban muy dañados.”

La buena noticia era que no era cáncer. La mala noticia es que Anastacia tenía la enfermedad de Crohn. Su intestino estaba tan mal que tuvieron que removerle un pedazo de él.

“Nunca había oído de la enfermedad de Crohn y no estaba consciente de los síntomas que causaba. Me sentía tan afortunada de que no fuera cáncer y definitivamente no estaba consciente de que sería algo con lo que lideraría toda mi vida”
“Lo único que me preocupaba era la enorme cicatriz en mi estomago. Ellos cortaron por mis músculos abdominales y estuve en silla de ruedas por un tiempo porque no tenía músculos que soportaran mi peso. Tuve que esperar a que sanaran y luego aprender a caminar de nuevo.”
“Estuve enojada por la cicatriz por un largo tiempo. Pensé que mi vida se había terminado. Ningún chico me vería y me vería bonita, o quisiera tocarme o amarme. Pensé que los doctores habían arruinado mi vida”

Estos sentimientos permanecieron hasta mediados de sus 20 años “Me di cuenta que esto no me hacia ser una mala persona, y no era la gran cosa”
Tomó otra actitud, enseñando su estómago, tonificado por el baile, en cada oportunidad.
“Mucho de mi tiempo con Crohn estuve en remisión – No tuve problemas por años – y pensé que estaba mal diagnosticada. Eso fue hasta que cumplí 19 años e hice dieta porque un productor me dijo que la haría en grande en la industria de la música.

Esa dieta era alta en fibra y causó una recaída “Perdí mucho peso pero en el minuto que empecé a comer normalmente, mis intestinos colapsaron y el dolor era insoportable”

Terminó en el hospital, durante 3 semanas fue alimentada por vía parenteral con una alta dosis de esteroides – la primera línea de tratamiento en la enfermedad de Crohn – Los efectos secundarios fueron devastadores: pérdida de pelo, acné, aumento de peso y una hinchada “cara de luna”
Pero en lugar de destruir la confianza de Anastacia la experiencia le ayudó.

Anastacia no sigue una dieta especial – no hay evidencia de que algún régimen alimenticio ayude al Crohn – pero ella come saludablemente, sensatamente y sencilla, y evita sus desencadenes conocidos, como mucha fibra, ensaladas, carnes rojas y comida picante.
Ella hace lo posible para minimizar el estrés, lo que ella cree que agrava los síntomas.

Después de tiempo y por casualidad descubre que también padecía de cáncer de mama, afortunadamente lo descubrió a tiempo y esto le salvó la vida.

Al igual que muchas personas con problemas de salud, Anastacia no los ve como un gran problema. Simplemente lo ve como parte de ella. “Creo que es más difícil para la gente aceptar que tengo una enfermedad de lo que es para mí”

“Me siento muy contenta de estar hablando de mi enfermedad de Crohn. La gente a menudo es mal diagnosticada o tienen demasiado miedo o vergüenza de ir al médico con sus síntomas. Ellos necesitan saber que tener la enfermedad de Crohn no es algo de que avergonzarse.”