¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro Blog ACCUPADO!!!!

Éste es el Blog de la Asociación Accu-Álava, donde publicamos Articulos y Noticias de interés, Cursos on line, Fotos de nuestras actividades y por supuesto admitimos toda clase de ideas, sugerencias y aportaciones. ¡Un blog participativo, un blog muy Accupado!

30 abril 2011

Se duplican los casos de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn en España en los últimos 20 años

Las enfermedades inflamatorias intestinales (EII), tanto la colitis ulcerosa como la enfermedad de Crohn, están viviendo un "crecimiento exagerado" en España a lo largo de los últimos 20 años, en los que se ha duplicado la incidencia de ambas patologías, pasando de los 10,5 a los 21 casos por cada 100.000 habitantes.

Este grupo de enfermedades autoimnunes siempre han sido más frecuentes en países industrializados, según ha reconocido, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), Enrique Domínguez.

"Hace unos años apenas se detectaban casos en España", apunta este experto, hasta el punto de que "casi se consideraban una enfermedad rara" (aquellas cuya prevalencia es menor de 5 casos por 100.000 habitantes). En cambio, en países del norte de Europa --sobre todo de la zona de Escandinavia-- y Norteamérica sí que eran más frecuentes.

Sin embargo, "como consecuencia del desarrollo, en España también hemos alcanzado estas cifras", reconoce el doctor Domínguez, quien achaca este incremento a la presencia de factores ambientales que condicionan el desarrollo de estas patologías, junto con la predisposición genética.

"Hay un componente ambiental sin duda", asevera este experto y, de hecho, hay un estudio con españoles que emigraron a Suiza que ha demostrado que estos ciudadanos triplicaron su riesgo de padecer estas patologías al salir de España. "Hasta el propio español, con la misma predisposición genética, al estar expuesto a un ambiente distinto, aumentaba su riesgo", explica.

Entre los factores ambientales se incluyen el estrés, el ritmo de vida y la alimentación, "siendo sobre todo el conjunto, más que el papel individual de uno u otro factor, el verdadero desencadenante de esta patología".

El doctor Domínguez ha remarcado la importancia de la alimentación, ya que el sobrepeso y la obesidad se asocia a reacciones inflamatorias más intensas, recordando que "con la pérdida de la dieta mediterránea estamos empeorando la salud y aumentando los procesos inflamatorios".

En cualquier caso, reconoce que el incremento de estas patologías ha sido tan importante que en todos los hospitales españoles ya hay unidades especificas de EII, algo que "hace unos años hubiese sido impensable".

"El problema es que el coste de los tratamientos para estas patologías es enormemente caro", sobre todo porque "son pacientes que se diagnostican jóvenes, no curan y se van acumulando en el seguimiento".

Además, también recuerda que la inflamación crónica siempre es el paso previo a mutaciones que puedan llevar al cáncer. "Cuanto más temprano es el diagnóstico más probabilidades de desarrollar cáncer, ya que el proceso inflamatorio cursa durante más tiempo, pese a que los tratamientos se estén utilizando bien".

El estrés acorta la esperanza de vida al destruir las defensas del organismo

Un grupo de expertos alerta del envejecimiento prematuro del sistema inmunitario
"La edad biológica está condicionada en un 75% por la calidad de vida, y el resto, por la genética"

30/04/2011
La vida actual, repleta de comodidades de las que los ciudadanos apenas si pueden disfrutar, representa para muchos tal estado de estrés que se ven amenazadas directamente su salud y, por tanto, sus expectativas de vida.

La ansiedad, la angustia, la depresión, la falta de tiempo para el ocio y la vida personal son algunos de los principales males de las sociedades avanzadas que están deteriorando el sistema inmunitario de las personas, las defensas del organismo. La consecuencia puede ser grave: la reducción de la esperanza de vida. Este es uno de los asuntos tratados en el II Encuentro Científico de Investigación en Inmunología, celebrado en la Real Academia de Medicina de Madrid, con motivo de la conmemoración ayer del día mundial de la Inmunología.

El estado de las células inmunitarias “es un marcador de nuestra salud y de nuestra longevidad”, afirma la doctora Mónica de la Fuente, catedrática de Fisiología de la Universidad Complutense de Madrid, quien insiste en que las personas que mantienen su sistema inmunitario en buenas condiciones viven más, según han comprobado con sus experimentos en ratones y en humanos.

El objetivo de estas investigaciones era conocer el comportamiento de diferentes parámetros de las células inmunitarias con la edad: “En ratones (que viven dos años de media) estudiamos cómo cambiaban esos parámetros a lo largo de su vida, y en personas se hicieron estudios transversales en diferentes décadas de los veinte a los ochenta. Los resultados demostraron que en ambos casos había una misma evolución de las funciones analizadas en los leucocitos (células del sistema inmunitario), y que individuos (ratones) que tenían esos parámetros prematuramente envejecidos morían antes, así como que los animales que llegaban a longevos y las personas centenarias mantenían esos parámetros con valores de adultos”, señala la doctora De la Fuente.

La investigadora señala que el estado funcional del sistema inmunitario es el mejor indicador de la salud y “el que marca nuestra edad biológica, que es la que determina la velocidad a la que estamos envejeciendo y, por tanto, nuestra longevidad”. Así, según las investigaciones realizadas, la edad biológica indica los potenciales años de vida, más allá de la edad cronológica. “La edad biológica está condicionada en un 75% por la calidad de vida y el resto, el 25%, por la genética”, explica la catedrática de Fisiología. De ahí la importancia, insisten los expertos, de reforzar el sistema inmunitario con hábitos de vida saludables, que incluyen una alimentación equilibrada, la práctica de actividad física de forma moderada y evitar hábitos tóxicos como el tabaco y el exceso de alcohol.

El doctor Eduardo López Granados, coordinador del servicio de inmunología del hospital La Paz-IdiPaz, insiste en la necesidad de apostar por la figura del especialista en inmunología clínica y por los proyectos de investigación en enfermedades de esta disciplina, “donde el inmunólogo puede asesorar y mejorar el diseño de ensayos clínicos y estudios transversales junto con otros especialistas”. En este sentido, el doctor José Ramón Regueiro, catedrático de Inmunología en la Universidad Complutense, reitera la necesidad de potenciar la investigación sobre el sistema inmunitario, clave para combatir las enfermedades autoinmunes y avanzar en tratamientos de cáncer y trasplantes de órganos.


El gran enigma del cuerpo humano

El sistema inmunitario es uno de los grandes enigmas del cuerpo humano: su papel primordial es la defensa de nuestro organismo frente a infecciones y enfermedades como el cáncer. Su buen estado es sinónimo de buena salud, según apuntan investigaciones de longevidad de la Universidad Complutense de Madrid. Sin embargo, el comportamiento anormal del sistema inmunitario es el causante de las denominadas enfermedades autoinmunes, aquellas en las que las células encargadas de protegernos atacan a nuestro organismo y causan enfermedades de gran incidencia en la sociedad como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide, la diabetes Melitus tipo 1, la enfermedad de Crohn o la celiaca, entre otras. Se trata de enfermedades que merman la calidad de vida del paciente y que afectan al 4% de la población general, según datos del hospital Universitario de Salamanca. En los últimos años se han disparado los casos de alergias y de afectados por enfermedades autoinmunes. Los expertos apuntan a que la razón de ese incremento habría que buscarla en los hábitos de vida occidental que están repercutiendo en las barreras naturales del organismo



21 abril 2011

Tres grandes grupos dividen a los humanos según su flora intestinal, al margen de etnia y continente


Los seres humanos se clasifican en tres grandes grupos según el tipo de su flora intestinal, al margen de etnias y continentes, lo que descarta que cada individuo cuente con una flora intestinal propia y diferente como las huellas digitales como se creía hasta ahora.

Así lo constata un estudio internacional sobre el genoma humano y de las bacterias en el que han participado 13 entidades europeas, entre las que se encuentran investigadores del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR), que han trabajado con el Barcelona Supercomputing Centre.

Los resultados del proyecto europeo MetaHIT, que publica la prestigiosa revista 'Nature', confirman la existencia de tres patrones de poblaciones bacterianas que clasifican a la población mundial, algo parecido a lo que sucede con los grupos sanguíenos.

En declaraciones a Europa Press, el responable del proyecto MetaHIT en España y coordinador del grupo de investigación en fisiología y fisiopatología digestiva del VHIR, Francisco Guarner, ha resaltado la especial significación de los resultados, teniendo en cuenta que los investigadores esperaban hallar diferencias en la flora según etnias, nacionalidades, entorno y tipo de dieta.

Aunque la dieta tiene efectos sobre la flora intestinal, no es suficiente determinante como para cambiar el patrón general del ecosistema que se genera en el intestino, ha señalado Guarner, también participante en el consorcio biomédico CIBERehd.

El investigador ha comparado el hallazgo con los diferentes ecosistemas terrestres del planeta, como son los bosques tropicales, los desiertos, la sabana y el bosque mediterráneo.

"No encontramos un abeto en medio del desierto ni un pino mediterráneo en un bosque tropical ni una liana en un bosque mediterráneo", ejemplifica Guarner, quien añade que a su vez "las especies dominantes de estos ecosistemas determinan qué otras especies vegetales crecerán a su alrededor".

De esta manera, las primeras bacterias colonizadoras del intestino son las que previsiblemente determinan el resto de organismos con los que entablan convivencia, descartando otro tipo de bacterias determinantes.

El investigador ha llamado a tener en cuenta que las 150 personas a las que se ha secuenciado el genoma de las bacterias --entre las que 4 españoles-- eran de distintos continentes y entornos, pero todos contaban con unas "condiciones higiénicas" similares, por lo que habría que estudiar si en condiciones distintas también se confirma este patrón.



APLICACIONES FÁRMACOS Y ALIMENTOS

La información será de gran importancia a la hora de medir la efectividad de fármacos y alimentos funcionales, según el tipo de flora intestinal del individuo.

"Tal vez tenemos que empezar a pensar en el tipo de flora intestinal como si se tratara de un grupo sanguíneo, especialmente cuando se aborden determinados tratamientos como en el caso, por ejemplo, de los trasplantes del microbioma como el que ya logró el equipo del VHIR el año pasado", ha resaltado Guarner.

"Ahora ya sabemos qué bacterias nos clasifican en uno de estos tres grupos y sólo queda ver qué parámetros dentro de cada uno de estos grupos nos sitúan en un estado de normalidad o enfermedad. De hecho, ya estamos trabajando en ello y esperamos tener resultados pronto", ha indicado.


20 abril 2011

Jove inicia una línea de investigación sobre enfermedad inflamatoria intestinal

El primer trabajo se ha publicado en la revista científica internacional más importante sobre Crohn y colitis ulcerosa



La Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa del Principado (ACCU-Asturias) ha encontrado un nuevo aliado en su particular lucha contra estas enfermedades autoinmunes. La unidad de investigación de la Fundación Hospital de Jove que dirige el doctor Francisco Vizoso ha iniciado una línea de investigación específica acerca de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) que aglutina varias dolencias ligadas al aparato digestivo, principalmente colitis y Crohn, con más de 6.000 personas diagnosticadas en la región y cerca de 200.000 en el ámbito nacional. El primero de los estudios se ha divulgado a través de «Inflammatory Bowel Disease» (revista de la Fundación Americana de Crohn y Colitis Ulcerosa), considerada la publicación científica más importante sobre la EII.

La investigación demuestra que en la enfermedad de Crohn existe una elevada presencia en las paredes intestinales del paciente de unas proteínas llamadas metaloproteasas que los investigadores sugieren bloquear para futuras terapias, según explica el doctor Antonio Altadill. Con estos resultados se podría llegar a obtener en el futuro algún tipo de fármaco que frene la producción de esas moléculas.

El trabajo titulado «Comparative analysis of the expression of metalloproteases and their inhibitors in resected Crohn's disease and complicated diverticular disease» (Análisis comparativo de la expresión de metaloproteasas y sus inhibidores en la enfermedad de Crohn y complicaciones diverticulares) está firmado, junto a Antonio Altadill, por los investigadores Noemí Eiró, Luis Ovidio González, Sara Junquera, Rosario Sánchez, Alejandro Andicoechea, Cristina Saro (responsable de la unidad monográfica de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del hospital de Cabueñes) y Vizoso.

El estudio constata que los pacientes con enfermedad de Crohn tienen una expresión más elevada de estas proteínas que los de otro proceso inflamatorio intestinal común como es la diverticulitis de colon. Próximamente se realizarán nuevos estudios acerca del comportamiento de estas proteínas en pacientes con colitis ulcerosa. «Ahora mismo hemos creado una primera base para trabajos futuros», explica el doctor Altadill. El equipo de investigación del Hospital de Jove pretende demostrar así la importancia de estas moléculas en los procesos inflamatorios y destructivos de la pared intestinal. En el caso de la enfermedad de Crohn -originada por la presencia de unos genes en el organismo que responden de forma anormal contra algún elemento desconocido de la dieta del paciente- se producen úlceras y fisuras en el sistema digestivo.

En su estudio, los investigadores de Jove cuentan con el apoyo de los equipos de digestivo del HUCA y Cabueñes que integran el grupo clínico de trabajo sobre Enfermedad Inflamatoria Intestinal de Asturias además del Grupo Español de Trabajo en Enfermedades de Crohn y Colitis Ulcerosa que otorgó su beca de investigación de 2007 al doctor Vizoso por el proyecto «Análisis del patrón de expresión de metaloproteasas y sus inhibidores en la enfermedad inflamatoria intestinal».

«Aspiramos a poner una pequeña pieza en ese gran puzzle de la enfermedad inflamatoria intestinal», apunta Astadill. Por el momento, no se dispone de tratamiento que elimine en su totalidad esta patología crónica de origen autoinmune.



05 abril 2011

Un programa informático permite al paciente de Crohn monitorizar diariamente los episodios de su enfermedad

Se trata de una herramienta pionera" en España que incorpora las tecnologías de la información y comunicación a una plataforma de 'e-health' para beneficio de especialistas y pacientes




El programa 'Crohn al Día' permitirá al paciente monitorizar diariamente los episodios de su enfermedad a través del ordenador, móviles 'smartphones' o tabletas. Se trata de una herramienta pionera" en España que incorpora las tecnologías de la información y comunicación a una plataforma de 'e-health' para beneficio de especialistas y pacientes de Crohn.

Desarrollado por la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de España (ACCU España), junto al Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (Geteccu), este programa permite al paciente describir cómo le está afectando la enfermedad a tiempo real a través de un test de preguntas cerradas sobre síntomas, estado de ánimo, nivel de dolor y otros marcadores.

Así, esta nueva herramienta, presentada este martes, permite al enfermo ser co-protagonista en el abordaje de su enfermedad y facilita su comunicación con el médico, puesto que a través de este registro interactivo, los especialistas tendrán más información y control sobre el curso de la patología.

"Esta aplicación proporciona una visión mas global de la enfermedad al tener en cuenta aspectos que no siempre son explorados sistemáticamente, como la repercusión emocional o sexual por ejemplo, además de monitorizar de forma continua los síntomas de la enfermedad no limitándonos a momentos concretos como ocurre durante las consultas convencionales", ha explicado el miembro de Geteccu, el Doctor Fernadno Muñoz.

La enfermedad de Crohn (EC) es un trastorno crónico autoinmune del aparato digestivo que se ha convertido en una patología que afecta cada vez a más pacientes. Cada año se diagnostican 2.000 nuevos casos de esta patología que suele diagnosticarse entre los 18 y 25 años de edad. En España residen 60.000 afectados.

Los síntomas físicos de la EC aparecen intermitentemente en forma de brotes y están relacionados con el aparato digestivo (dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso) aunque también puede darse fiebre, cansancio extremo, falta de apetito, anemia, desmineralización ósea o retraso del crecimiento.

04 abril 2011

Desarrollan una terapia celular que mejora la enfermedad de Crohn


Investigadores de la empresa TxCell en Valbonne (Francia) han desarrollado una nueva terapia celular para trastornos inflamatorios crónicos como la enfermedad de Crohn que muestra resultados prometedores en los primeros ensayos clínicos que la evalúan. El trabajo científico se ha hecho público durante la reunión anual de la Red Nacional de Células Madre de Reino Unido que se celebra en Nottingham.


Los investigadores describen una investigación sobre una nueva terapia celular para trastornos inflamatorios crónicos como la enfermedad de Crohn. Las células sanguíneas de los pacientes se utilizan para producir un tipo de célula, el linfocito regulador T tipo 1, que puede reducir la extensión de la enfermedad.

Según explica Miguel Forte, responsable del estudio, "los linfocitos reguladores T son células increíbles, segregan proteínas denominadas citoquinas que frenan la respuesta inmune excesiva que causa los terribles síntomas de enfermedades inflamatorias crónicas como el Crohn. Sabemos que los tratamientos basados en estas células funcionan pero el desafío es desarrollarlos en la clínica para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos. Debemos mostrar que estas células son bien toleradas y realizan un buen trabajo para tratar la enfermedad".


Los investigadores han utilizado células del sistema inmune del paciente derivadas de un tipo de célula sanguínea (PBMCs) para tratar a los pacientes con enfermedades como el Crohn. Utilizaron estas células de pacientes con enfermedad de Crohn, que habían sido tratado antes con fármacos o cirugía y seguían teniendo síntomas significativos debido a la resistencia al tratamiento para producir linfocitos T reguladores tipo 1, que fueron entonces devueltos al paciente.

El propósito del estudio era evaluar lo bien que reaccionaban los pacientes en general ante el tratamiento y también evaluar la eficacia de estas células para tratar la enfermedad de Crohn. Los resultados preliminares muestran una buena tolerabilidad y, cuando se proporciona la dosis correcta, los pacientes con enfermedad de Crohn grave que no responden ante otros tratamientos consigue una mejoría.

Los métodos de terapia celular como este utilizan células vivas como tratamientos innovadores para afrontar necesidades médicas insatisfechas.

"Aún es pronto pero los resultados preliminares son muy buenos. El tratamiento no enfermó a los pacientes en ningún sentido y existe una indicación inicial de que la enfermedad de Crohn mejoró. El siguiente paso será hacer un ensayo clínico para descubrir si el tratamiento realmente funciona, en qué tipos de enfermedad inflamatoria crónica y conocer más sobre posibles efectos secundarios y cómo controlarlos, para confirmar nuestros resultados sobre la mejor dosis a utilizar", concluye Forte

01 abril 2011

ESTUDIO: EL SUERO DE QUESO PUEDE PROTEGER CONTRA LA ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL


La proteína de suero de queso puede ayudar a reducir los marcadores genéticos y los síntomas asociados con la enfermedad inflamatoria intestinal, según un nuevo estudio en ratas.
El estudio, publicado en el Journal of Dairy Science, sugiere que la dieta queso de suero de proteínas puede reducir los síntomas y los marcadores de la enfermedad inflamatoria intestinal ( EII ), después de haber sido encontrado para reducir la expresión génica de los marcadores de la inflamación y disminuir la sintomatología clínica de la EII como diarrea y pérdida de sangre fecal en un modelo animal. "Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que muestra que la proteína de suero de queso de la dieta puede ser beneficioso en la colitis por ser una fuente rica de los aminoácidos treonina y cisteína," dijo el equipo dirigido por Corinne Sprong, de NIZO Food Research, en los Países Bajos.

Enfermedad intestinal

La enfermedad crónica inflamatoria intestinal (EII) es una enfermedad multifactorial, con una causa desconocida. La prevalencia de la EII aumentado rápidamente en Europa y América del Norte en la segunda mitad del siglo XX, y es cada vez más comunes en el resto del mundo como los países a adoptar un estilo de vida occidental.
Los investigadores sugieren que el vínculo entre la EII y un estilo de vida occidental indica un papel para el estilo de vida y la dieta en el desarrollo de la enfermedad. Por lo tanto, el conocimiento de los alimentos y suplementos que pueden modular la enfermedad intestinal inflamatoria es esencial, dijeron. "La proteína del suero contiene proteínas y péptidos bioactivos, como la lactoferrina y, en el caso de la proteína del suero obtenido del proceso de elaboración de queso, glicomacropéptido que puede ser beneficioso en la prevención de la colitis [inflamación crónica del intestino grueso] ", dijeron los investigadores.
La proteína del suero es también una fuente rica en treonina, serina cisteína, y, en menor medida prolina Investigaciones recientes han demostrado que la suplementación de la cisteína, treonina, prolina, serina y la síntesis de mucina aumenta y mejora los cambios histológicos en sodio sulfato de dextrano (DSS), la
colitis inducida en ratas.
El nuevo estudio tuvo como objetivo probar si la proteína de suero de queso, siendo una fuente rica en treonina y cisteína, protege contra la colitis en comparación con la caseína (que tiene un bajo contenido de
treonina y cisteína).

Descripción de los estudios

La proteína de suero de queso informó a disminuir la expresión de genes inflamatorios, y protegidos contra la diarrea inducida por la colitis DSS.
Sprong y sus colegas observaron que esta protección coincidió con la secreción de mucina mayor y cuenta con materia fecal de las bifidobacterias y lactobacilos. Además, dijo que cuenta fecal de bifidobacterias y lactobacilos se incrementaron en las ratas alimentadas con dietas de caseína suplementada con cisteína y treonina, pero no en los alimentados con caseína.
Además, dijo que la proteína de suero de queso aumento la secreción de mucina fecales sin afectar la expresión génica de MUC2, lo que sugiere una mayor producción de mucina.

Efecto beneficioso

Los autores dijeron que los efectos beneficiosos observados en las ratas pueden muy probablemente explicarse por el suero de queso, la proteínas treonina y contenido de cisteína. Añadieron que la protección puede ser el resultado tanto de la estimulación de la síntesis de mucina intestinal y la modificación de la composición de la microflora.
Agregó que se necesita más investigación para determinar si la proteína de suero de leche dietética protege a los humanos contra la colitis.