¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro Blog ACCUPADO!!!!

Éste es el Blog de la Asociación Accu-Álava, donde publicamos Articulos y Noticias de interés, Cursos on line, Fotos de nuestras actividades y por supuesto admitimos toda clase de ideas, sugerencias y aportaciones. ¡Un blog participativo, un blog muy Accupado!

28 febrero 2011

Primeros resultados positivos en el tratamiento de enfermedades inflamatorias a partir de células derivadas de la placenta

La compañía biomédica Celgene ha presentado la primera fase de su último estudio con células madre en la inauguración del centro CITRE en Sevilla.



“Nuestra esperanza es que las células derivadas de la placenta humana (PDA-001) supriman las reacciones inmunológicas e inflamatorias atípicas e involucradas en la patogénesis de la enfermedad de Crohn, logrando una disminución en los síntomas y mejorando la calidad de vida de los pacientes”. Ese es uno de los objetivos del estudio PDA-001 sobre el uso de terapias celulares de origen placentario en el tratamiento de enfermedades inflamatorias, como la propia patología de Crohn que en España afecta a 85.200 personas.

Los resultados positivos de la fase I de este trabajo, que inició la compañía biomédica estadounidense Celgene en 2009, han sido presentados en la inauguración del Instituto Celgene para la Investigación Traslacional de Europa (CITRE), ubicado en el Parque Científico y Tecnológico Cartuja 93 de Sevilla.

“En esta primera fase, aplicada a la enfermedad de Crohn, hemos observado el efecto que tiene en enfermos que no respondían a tratamientos convencionales, obteniendo una tasa elevada de respuesta en pacientes con un desarrollo de moderado a severo de la enfermedad. En concreto, en los casos moderados se ha obtenido un 100% de respuesta y dos tercios han logrado la remisión clínica”, apuntó el doctor Robert Hariri, de Celgene Cellular Therapeutics. “Con esta terapia no sólo reducimos la inflamación. Desde Celgene pensamos que las células pueden tener un impacto diferente a los fármacos que se utilizan ahora. Son una forma de cambiar el sistema y llevarlo a una situación de normalidad”.

Este experto señaló que el descubrimiento que les ha llevado a emplear las células de la placenta lo encontraron “cuando descubrieron que las mujeres con esclerosis múltiple que se quedaban embarazadas mejoraban su estado de salud durante el embarazo. Esto nos llevó a explorar el mecanismo por el cual las células de la placenta inducen en este estado de tolerancia”. A lo que añadió que “son una fuente de tejido no controvertido, con nula posibilidad de generar rechazo”.

Sobre su aplicación, el consejero delegado de CITRE, José Miguel Ramil, señaló que “será aprobado en Europa a finales de año, por lo que se podrá aplicar en España y por tanto en el centro de investigación hispalense entre 2012 y 2013”.

CITRE es el primer centro con base logística en Europa para la investigación traslacional de nuevos medicamentos para combatir el cáncer y las enfermedades raras. En la actualidad cuenta con una superficie de más de 1.000 metros cuadrados, lo que supone casi un 50% más de superficie ampliada desde que se presentó el proyecto hace un año. Según las previsiones de sus gestores, en sus tres primeros años de vida se prevé que se inviertan hasta 45 millones de euros, dando empleo a un mínimo de 30 científicos tanto españoles como extranjeros.


24 febrero 2011

El SP-333, en desarrollo para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias gastrointestinales

Escrito por ACCU

Synergy Pharmaceuticals consigue patente estadounidense sobre SP-333, el fármaco en desarrollo para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias gastrointestinales de Synergy.

NUEVA YORK--(BUSINESS WIRE)--Synergy Pharmaceuticals, Inc. (OTCBB: SGYP), desarrollador de nuevos fármacos para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales, ha anunciado que el 1 de febrero, 2011, la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ha concedido la patente número 7.879.802, que cubre el nuevo candidato a fármaco SP-333 de Synergy para el tratamiento de la enfermedad intestinal inflamatoria (EII).

SP-333 es un agonista del guanilato ciclasa C (GC-C) de segunda generación con potencial para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales como la colitis ulcerosa. La patente, denominada "Agonistas de guanilato ciclasa útiles para el tratamiento de enfermedades inflamación, cáncer gastrointestinales y otras enfermedades", establece específicamente la composición de materia de SP-333 y su utilización en el tratamiento de enfermedades en humanos.


“Esta patente emitida que cubre la composición de materia del SP-333 es una importante incorporación a nuestros activos de propiedad intelectual, ofreciendo el entorno para nuestros planes de conseguir agonistas de GC-C para el tratamiento de enfermedades inflamatorias del intestino como la colitis ulcerosa”.

"SP-333, a nuestro entender, representa el agonista GC-C más potente y estable jamás desarrollado", afirma el Dr. Gary S. Jacob, Presidente y CEO de Synergy Pharmaceuticals. "Esta patente emitida que cubre la composición de materia del SP-333 es una importante incorporación a nuestros activos de propiedad intelectual, ofreciendo el entorno para nuestros planes de conseguir agonistas de GC-C para el tratamiento de enfermedades inflamatorias del intestino como la colitis ulcerosa".

"La ciencia que se encuentra detrás del SP-333 marca un nuevo enfoque en el tratamiento de las enfermedades gastrointestinales antiinflamatorias", afirma el Dr. Kunwar Shailubhai, Director Científico de Synergy Pharmaceuticals e inventor senior de SP-333. "En estudios animales sobre inflamación gastrointestinal, el SP-333 a una dosis oral de tan solo 0,05 mg/kg de peso corporal ha demostrado una excelente actividad antiinflamatoria, en comparación con el ácido 5 aminosalicílico (5-ASA) administrado a una dosis de 100 mg/kg. Estamos emocionados con la impresionante actividad antiinflamatoria del SP-333 y estamos encantados de ser los primeros en patentar este fármaco en esta categoría de terapias potenciales de próxima generación para el tratamiento de enfermedades inflamatorias gastrointestinales".

Synergy presentará una solicitud de nuevo fármaco (IND en sus siglas en inglés) para esta innovadora terapia en 2011 y pretende iniciar un ensayo de Fase I de SP-333 en voluntarios sanos antes de finales de año. SP-333 será el segundo fármaco de la cartera de agonistas GC-C de Synergy en entrar en la fase clínica.


Acerca de SP-333
SP-333 es una análogo sintético de la uroguanilina, una hormona natriurética que regula el transporte de iones y fluidos en el tracto gastrointestinal. La deficiencia de esta hormona se considera una de las principales razones de formación de pólipos que pueden derivar en cáncer de colon, así como a enfermedades inflamatorias gastrointestinales debilitadoras y difíciles de tratar, como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Administrado de forma oral, SP-333 se une y activa el guanilato ciclasa C (GC-C), presentes en las células epiteliales que recubren la mucosa gastrointestinal, lo que permite la activación de GC-C.En modelos animales, la administración oral de SP-333 mejora la inflamación gastrointestinal suprimiendo la producción de determinadas citoquinas proinflamatorias.



Acerca de la colitis ulcerosa
Más de 500.000 norteamericanos padecen colitis ulcerosa, un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal (EII) que provoca la inflamación crónica del colon. Junto con la enfermedad de Crohn, el otro tipo más importante de EII, la colitis ulcerosa, provoca dolor y debilidad, y puede ser la causa de otras complicaciones graves y mortales como el aumento en la incidencia del cáncer de colon. Actualmente, no existe cura médica para la colitis ulcerosa. Es una necesidad médica importante controlar y tratar la colitis ulcerosa.



Acerca de Synergy Pharmaceuticals, Inc.
Synergy Pharmaceuticals Inc. es una empresa biofarmacéutica centrada principalmente en el desarrollo de nuevos fármacos para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales. Su patentado fármaco plecanatide es un análogo sintético de la uroguanilina de la hormona gastrointestinal humana, y actúa mediante la activación del receptor del guanilato ciclasa C (GC-C) expresado en las células epiteliales que se encuentran alrededor del colon. Plecanatide acaba de finalizar un ensayo clínico de Fase IIa en pacientes para el tratamiento del estreñimiento crónico. La empresa prevé iniciar un ensayo clínico de Fase II/III de 90 días con dosis oral repetida, controlado por placebo para plecanatide en pacientes con EC en el segundo trimestre de 2011. Plecanatide también ha sido desarrollado para el tratamiento del SII-E y tiene previsto iniciar el primer ensayo en pacientes con SII-E en 2011. Más información en http://www.synergypharma.com.

Ciertas declaraciones realizadas en este comunicado de prensa son afirmaciones referidas al futuro como se define en la Ley de Reforma estadounidense sobre Litigios de Valores Privados de1995. Dichas declaraciones aparecen indicadas por términos como "esperar", "creer", "prever", "estimar" y "planear", entre otras. Estas afirmaciones referidas al futuro, incluido el plan de Synergy de iniciar un ensayo clínico de Fase II/III de 90 días con dosis oral repetida, controlado por placebo de plecanatide en pacientes con EC en el segundo trimestre de 2011, se basan en las actuales expectativas de Synergy y los resultados reales podrían diferir materialmente. Existen diversos factores que podrían causar que los hechos reales difieran materialmente de aquellos indicados por las afirmaciones referidas al futuro. Estos factores incluyen, entre otros, competencia sustancial; la capacidad de la empresa para continuar como negocio; la necesidad de financiación adicional; incertidumbre de litigios y protección de patentes; incertidumbres en reembolsos de terceros pagadores o gobierno; ventas limitadas y estrategias de marketing y dependencia sobre terceras personas; y los riesgos asociados a que la empresa no obtenga las aprobaciones o autorizaciones de la FDA y el no cumplimiento con las normativas de la FDA. Y como cualquier fármaco en desarrollo, existen importantes riesgos en el desarrollo, aprobación normativa y comercialización de nuevos productos. No existen garantías de la finalización o éxito de los estudios clínicos futuros analizados en este comunicado de prensa o de que los productos reciban la aprobación normativa para las indicaciones u obtengan éxito comercial. Synergy no asume obligación alguna de actualizar o revisar cualquiera de estas afirmaciones referidas al futuro. Los inversores pueden leer los factores de riesgo contenidos en el formulario 10-K/A presentado por Synergy para el ejercicio cerrado el 31 de diciembre, 2009 y los informes periódicos presentados ante la Comisión del Mercado de Valores.

El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal.


La Fe acogió una reunión de especialistas y pacientes de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Crónica

Escrito por ACCU



- En España hay 60.000 afectados por Enfermedad Inflamatoria Intestinal Crónica.


- La adherencia al tratamiento es clave para controlar esta patología crónica.



Madrid, febrero de 2011. - El martes 22 de febrero el Servicio de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Universitari i Politecnic La Fe (Valencia), con la colaboración de Abbott, organizó una reunión de libre asistencia para los pacientes afectados por Enfermedad Inflamatoria Intestinal Crónica (EIIC). Durante la reunión, que tuvo lugar en el Hotel Ayre Astoria Palace a las 18.00h, los especialistas del Servicio de Medicina Digestiva del Hospital La Fe facilitaron información sobre esta enfermedad.

La EIIC es una enfermedad crónica, de causa aún desconocida, que aparece la mayoría de las veces en gente joven. Existen dos formas fundamentales: la Enfermedad de Crohn, que puede afectar a cualquier parte del aparato digestivo y la Colitis Ulcerosa, que únicamente lesiona el colon.

Los pacientes que asistieron al encuentro pudieron debatir e informarse de la mano de especialistas en EII sobre aspectos importantes relacionados con su enfermedad como el papel de los especialistas, el enfoque médico-paciente, la adherencia al tratamiento o el embarazo.

La reunión se dividió en cuatro partes donde cada especialista desarrolló un tema. La doctora Pilar Nos explicó las opciones disponibles en la actualidad para el tratamiento de la enfermedad. El doctor Guillermo Bastida trató un tema en el que los expertos vienen insistiendo últimamente: la importancia de la adherencia para el control de la EII. La doctora Belén Beltrán abordó un aspecto que centra el interés de muchas pacientes: el embarazo y la fertilidad en pacientes con EII. Por último, la doctora Mariam Aguas abordó el tema de las manifestaciones extra intestinales de la EII.

Al finalizar las ponencias los asistentes realizaron preguntas sobre los temas tratados o cuestiones relacionadas con la EIIC.


Sobre la Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Actualmente en España hay 60.000 afectados por la EIIC (Crohn y colitis ulcerosa). Los síntomas dependen del tipo, de la localización anatómica y la severidad de la inflamación. En forma general es frecuente la aparición de dolor abdominal, diarrea con sangre y pérdida de peso.

Además, puede afectar a otros órganos, siendo habitual la aparición de lesiones en la piel, dolores en las articulaciones, etc.

En el caso de la colitis ulcerosa lo más habitual es que afecte al recto, lo que produce un aumento en el número de deposiciones junto con la expulsión de sangre. Además puede aparecer dolor abdominal y pérdida de peso dependiendo de la gravedad del brote.

En la Enfermedad de Crohn suele aparecer diarrea y dolor abdominal que puede acompañarse de fiebre. En ocasiones, se produce afectación perineal que incluye fístulas, es decir, comunicaciones entre los intestinos o entre el intestino y otras vísceras.

Normalmente estas enfermedades se manifiestan en personas jóvenes y limitan la vida cotidiana de los enfermos, ya que los síntomas alteran su día a día afectando a su vida social y laboral. Actualmente no hay cura para la enfermedad, pero con el desarrollo de nuevos fármacos, se consigue un mayor control de la enfermedad que ha mejorado en los últimos años la calidad de vida de los enfermos.


Acerca de Abbott

Abbott es una compañía que se dedica al cuidado de la salud mediante el descubrimiento, desarrollo, fabricación y comercialización de productos farmacéuticos y médicos, los cuales incluyen productos nutricionales y dispositivos médicos y de diagnóstico. La compañía emplea a cerca de 90.000 personas en todo el mundo y comercializa sus productos en más de 130 países.

Abbott está certificada como la mejor empresa para trabajar en el sector salud y la segunda en el ranking general de sectores según Best Workplaces España 2010. Abbott tiene más de 1.500 empleados y 60 años de historia en nuestro país. La actividad de la compañía está orientada a resolver las necesidades de los pacientes con enfermedades crónicas y de alto impacto clínico, económico, social y emocional. Abbott tiene presencia en todos los ámbitos de la industria sanitaria española (incluida I+D y fabricación en sus centros de Madrid, Granada y Alcobendas). Sus productos cubren todas las fases del proceso de la enfermedad (prevención, diagnóstico, tratamiento y curación) y están presentes en todos los momentos del ciclo de vida: recién nacido, infancia, adolescencia, madurez y tercera edad.

23 febrero 2011

Concierto Benéfico Crohn-IK


El Concierto Benéfico Crohn-IK que tuvo lugar anoche en la Sala Luz de Gas de Barcelona fue un acto muy importante. Porque se recaudaron fondos para la investigación de nuevos tratamientos para la enfermedad de Crohn, porque tuvo un poder de convocatoria enorme (se agotaron todas las localidades: 1.000 personas), porque tuvo una gran difusión mediática, porque se palpó una gran solidaridad con las personas que padecen EII, y sobre todo porque lo organizó Tanit Tubau (joven catalana enferma de Crohn) que con su fuerza y optimismo ha sabido implicar a toda la sociedad en nuestra causa común: las enfermedades inflamatorias intestinales. Como dijo Tanit: “Qui canta el seu mal espanta”. ¡Gracias Tanit!

ACCU Catalunya quiere agradecer a sus asociados todo el apoyo que han dado al evento, agradecer a todas las personas que se han desplazado desde distintos lugares de Catalunya y España para asistir al concierto, y agradecer el trabajo de todos los que han hecho posible este acto.

Queremos recordaros que el objetivo principal de ACCU Catalunya y ACCU España es: “contribuir a la ayuda moral y física de todas las personas afectadas por la Enfermedad de Crohn o la Colitis Ulcerosa, fomentar la investigación y la formación sobre las EII, intentando además sensibilizar a toda la sociedad sobre las necesidades de este grupo de enfermos”. De esta manera, estamos y estaremos apoyando todas las iniciativas serias para conseguirlo, como fue la del Concierto Crohn-IK.

¡JUNTOS HACEMOS MÁS!


17 febrero 2011

El uso de antibióticos en la infancia aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad inflamatoria intestinal

Prueban que solo el tratamiento de antibióticos podría más que triplicar el riesgo de sufrir la enfermedad de Crohn, siendo las penicilinas las principales responsables

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS)


El uso de antibióticos en la infancia aumenta el riesgo de que el niño desarrolle una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), según un estudio desarrollado por investigadores daneses y publicado este mes en 'Gut', que precisa que un solo tratamiento de antibióticos podría más que triplicar el riesgo de sufrir la enfermedad de Crohn, siendo las penicilinas las principales responsables.

Estos investigadores daneses estudiaron el uso de antibióticos sistémicos en relación con el desarrollo de la enfermedad de Crohn y/o la colitis ulcerosa sobre 600.000 niños nacidos en Dinamarca entre 1995 y 2003. De ellos, casi 500.000 (85%) recibió al menos un tratamiento de antibióticos durante el seguimiento y se identificaron 50 casos de enfermedad de Crohn y 67 casos de colitis ulcerosa.

Según el catedrático Daan Hommes, un experto en este campo de la Organización Europea de Crohn y Colitis (ECCO) y representante de la Federación de Gastroenterología de la Unión Europea (UEGF), el estudio averiguó "que los niños que habían recibido al menos un tratamiento de antibióticos tenían casi el triple de probabilidades de ser diagnosticados EII que los demás".

"El riesgo de sufrir EII era mayor en los tres meses posteriores a un tratamiento de antibióticos", un peligro que aumentaba también con la penicilina V y las penicilinas de amplio espectro, ha señalado este experto.

Para Hommes, este estudio arroja luz sobre el posible papel de los antibióticos en el desarrollo de la EII y justifica por qué los médicos deberían pensárselo dos veces antes de recetar antibióticos a niños.

"Desde hace algún tiempo sabemos que existe una relación entre los antibióticos sistémicos y el desarrollo de EII en adultos", explica este especialista. Sin embargo, este trabajo "confirma, por primera vez, que esta relación también existe en niños y constituye una prueba contundente de que es más probable que algunos antibióticos causen EII que otros".


UNA ENFERMEDAD DE PAÍSES 'INDUSTRIALIZADOS'

Alrededor de 2,5 millones de personas sufren de EII en Europa. Los tipos más comunes son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Ambas enfermedades se caracterizan por la inflamación y ulceración del intestino, que provocan diarrea --a veces sanguinolenta--, retortijones abdominales y pérdida de peso. También se pueden producir complicaciones como, por ejemplo, cicatrización, estrechamiento del intestino y abscesos, que a menudo requieren soluciones quirúrgicas.

Todavía no se comprenden en su totalidad las causas de la EII, a pesar de que, por norma general, se cree que, en base a predisposiciones genéticas, el sistema inmunológico ataca la flora intestinal normal, provocando una inflamación descontrolada.

Los estudios han demostrado que un desequilibrio de la composición normal de las bacterias del intestino puede activar el sistema inmunológico, causando el desarrollo de EII. Los antibióticos pueden alterar la composición normal de la microflora intestinal, lo que podría explicar la relación entre la EII y los antibióticos.

"La EII está más extendida en Europa Occidental y Norteamérica, aunque su incidencia se ha incrementado de manera considerable en Europa Oriental y Asia", afirma Hommes, quien explica que, "tradicionalmente, esta afección se ha considerado una enfermedad de los países 'industrializados', asociada a una mejor higiene, refrigeración y cambios en el procesamiento, preparación y conservación de los alimentos". "El aumento del consumo de antibióticos ha sido, hasta cierto punto, análogo al incremento de la EII", asevera.


HIPÓTESIS SOBRE LOS RESULTADOS

Hommes cree que puede haber varias explicaciones para los resultados de este estudio. La primera posibilidad es que los antibióticos modificaron la microflora intestinal y alteraron el sistema inmunológico del intestino, provocando la EII. La segunda es que los antibióticos utilizados en estos niños eran meros sustitutos de un proceso infeccioso subyacente que puede haber provocado la EII.

"El mayor riesgo de sufrir EII poco después del tratamiento con antibióticos apuntaría a una relación causal entre el antibiótico y la EII, pero no podemos estar completamente seguros basándonos en los resultados de este estudio". dice.

Sin embargo, éste es "un estudio muy importante, que ayudará a diseñar futuros estudios de EII que deberán ahora examinar a los pacientes y sus familias, considerando el papel de las infecciones, el uso de antibióticos y los cambios resultantes en la microflora intestinal", concluye.

11 febrero 2011

Ensayo clínico comprobará la eficacia de células madre adultas en fístulas por enfermedad de Crohn

Escrito por ACCU
Viernes, 11 de febrero de 2011


De izquierda a derecha, los doctores Ramón Angós (Digestivo), Jorge Baixauli (Cirugía General) y Enrique J. Andreu (Terapia Celular), todos ellos de la Clínica Universidad de Navarra. La investigación, liderada por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, del Complejo Hospitalario de Navarra y, en breve, del Hospital la Paz de Madrid, se encuentra en fase de reclutamiento y pretende estudiar a 15 pacientes con esta patología.

Las células que se implantan se extraen del tejido adiposo de los propios pacientes a quienes se administrará el tratamiento mediante cirugía ambulatoria mínimamente invasiva.

Pamplona, 10 de febrero de 2011. Un tratamiento con células madre adultas mesenquimales, procedentes del tejido adiposo del propio paciente, se ha comenzado a ensayar en pacientes con fístulas derivadas de la enfermedad de Crohn. Se trata de un ensayo clínico fase l-fase ll cuyo principal objetivo reside en corroborar la seguridad del tratamiento, a la vez que se valora su eficacia en la curación de este tipo de fístulas. En el estudio participan como investigadores principales especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, los doctores Ramón Angós (Digestivo) y Jorge Baixauli (Cirugía General), y del Complejo Hospitalario de Navarra (red pública) con los doctores Antonio Arín y Carlos Jiménez. En breve está prevista la incorporación del equipo del doctor Damián García Olmo, del Hospital La Paz de Madrid, autor de los primeros ensayos sobre este tratamiento. La investigación, que se prolongará durante tres años, cuenta con financiación de una beca FIS (Fondo de Investigaciones Sanitarias) del Ministerio de Sanidad.


Según estudios epidemiológicos, la prevalencia de la enfermedad de Crohn en España es de unos 50 a 100 afectados por cada 100.000 habitantes, de los que entre un 20 y un 60% presentará aparición de enfermedad fistulosa. Pese a que la incidencia de esta complicación es elevada, el tratamiento convencional de curación de la fístula mediante cirugía puede tener, en algunos casos, efectos adversos, especialmente en fístulas perianales (próximas al ano), o un abordaje quirúrgico muy agresivo. De ahí la importancia de buscar alternativas terapéuticas mínimamente invasivas.


La enfermedad y las fístulas

La enfermedad de Crohn es una patología de carácter crónico y autoinmune que provoca la inflamación del intestino. De causa desconocida, entre sus principales síntomas destacan el dolor abdominal, diarreas, fiebre, pérdida de peso, incluso, en ocasiones, hemorragia rectal. No obstante, cada paciente puede manifestar una clínica diferente con presencia de unos u otros síntomas de forma continua o intermitente. En resumen, “se trata de una enfermedad intestinal inflamatoria crónica, como lo es también la colitis ulcerosa”, describe el doctor Angós, especialista del Departamento de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra. Sin embargo, “en el caso de la enfermedad de Crohn las características específicas que presenta respecto a la colitis ulcerosa es su afectación a todas las capas del intestino. De hecho, la evolución hacia la producción de fístulas es debido a esta particularidad”, añade el facultativo.

Como se sabe, una fístula consiste en la creación de un trayecto o conexión anormal entre órganos, que en el caso de la enfermedad de Crohn se origina en el tubo digestivo. Suele asociarse a inflamación y propensión a infecciones y secreciones purulentas. “Las fístulas en la enfermedad de Crohn son trayectos que comunican de forma anormal un asa del intestino con otros órganos”, precisa el doctor Jorge Baixauli, especialista en Cirugía General de la Clínica.


La localización más frecuente de éstas fístulas es la zona perianal, incluyendo la afectación vaginal. También puede formarse una fístula entre el intestino y la piel, lo que se conoce como fístula enterocutánea, bien como una evolución de la enfermedad o bien como complicación de una intervención en la que se reseca (extirpa) un tramo de intestino. En todos los casos se produce una importante alteración de la calidad de vida de estos pacientes y, si bien existe posibilidad de curación mediante cirugía, los efectos adversos del tratamiento quirúrgico pueden ser importantes”, describe el especialista.


Tratamientos convencionales

El primero de los tratamientos que se indica habitualmente para la enfermedad de Crohn con evolución fistular, tanto perianal como de fístulas enterocutáneas, consiste en la administración de antibióticos y fármacos inmunosupresores.

Cuando este primer abordaje no ofrece un buen resultado, los especialistas prescriben entonces otro tipo de tratamientos. “Desde hace una década se comercializan otros fármacos denominados biológicos, como son el infliximab y, más recientemente, el adalimumab, medicamentos bastante efectivos pero con efectos secundarios”, detalla el doctor Angós. El mecanismo con el que operan estos fármacos consiste en el bloqueo de una sustancia sanguínea, el TNF, un factor que provoca necrosis (muerte del tejido) tumoral, “lo que supone que al disminuir la inmunidad del organismo aumenta el riesgo de infecciones a largo plazo, así como de aparición de linfomas. Por ello, antes de administrar este tipo de fármacos es necesario descartar la presencia de enfermedades infecciosas como hepatitis, VIH y tuberculosis, entre las más importantes. Es fundamental realizar un estudio minucioso de estos pacientes”, apunta el especialista.

En caso de que fallen todas las terapias descritas es cuando se hace preciso un abordaje quirúrgico. La necesidad de acudir a la cirugía “es la que introduce la posibilidad de este nuevo tratamiento con células madre adultas autólogas (obtenidas del organismo del propio paciente) para intentar curar estas fístulas de un modo menos invasivo”, indica.

España ha sido pionera en la introducción de la Terapia Celular en el tratamiento de la enfermedad fistulosa, con el desarrollo completo de tres ensayos clínicos, liderados por el equipo del doctor García Olmo del Hospital La Paz, el último multicéntrico en fase III en el que participó la Clínica Universidad de Navarra.

Las investigaciones precedentes comprobaron que la aplicación de este tipo de preparados celulares autólogos “no desarrollan tumores, no degeneran, ni producen efectos de rechazo ya que se obtienen del organismo del propio paciente al que se le implantan”, explica el doctor Angós.


Células madre adultas, un nuevo horizonte

El tratamiento con células madre “abre un nuevo horizonte a los pacientes con fístulas complejas derivadas de la enfermedad de Crohn (perianales, recto-vaginales y enterocutáneas) al proponer un tratamiento relativamente fácil de aplicar, seguro y sin reducción de la función inmunitaria, al contrario que en el caso de las terapias inmunosupresoras o biológicas”, confirma el doctor Baixauli.

Una de las características diferenciadoras de este nuevo estudio es la dosis de células que se implanta, entre 5 y 10 veces superior a las hasta ahora probadas en ensayos previos. “Con esta nueva dosis sería esperable un mayor efecto terapéutico sobre la fístula, sin modificar el perfil de seguridad que ya conocemos que ofrecen las células madres autólogas derivadas de tejido adiposo, pudiendo incluso observarse, hipotéticamente, una actuación sobre la enfermedad no sólo a nivel local si no también sistémico”, comenta el especialista. Una cuestión que podría resultar importante en el tratamiento general de la enfermedad de Crohn, además del particular de las fístulas, ya que se trata de una dolencia que puede afectar a todo el tubo digestivo, no sólo al intestino.


El ensayo

Según recuerda el doctor Baixauli, la idea inicial del tratamiento con células madre adultas surge del “intento de evitar la lesión inherente a todo procedimiento quirúrgico, sobre todo en el contexto de la enfermedad de Crohn en la que los mecanismos de cicatrización suelen estar alterados y las posibilidades de reparación y por tanto de curación se ven disminuidas”. Este hecho es de especial importancia en el caso de las fístulas perianales y rectovaginales, en las que la posible lesión del músculo esfínter del ano puede asociarse a un empeoramiento de la continencia fecal. De los estudios precedentes, se intuye que con el implante de los preparados celulares “se podría conseguir crear un ambiente propicio para la regeneración del propio tejido. Es decir, estaríamos hablando de un tratamiento quirúrgico más regenerador que reparador, que también lo sería”, describe el cirujano.

El ensayo como tal comienza con la selección del paciente para su inclusión en el estudio. A las dos semanas, el cirujano plástico le realiza una liposucción con el objeto de obtener células madre del tejido adiposo que después se cultivarán en el Laboratorio de Terapia Celular de la Clínica Universidad de Navarra. Según describe el responsable técnico del laboratorio, el doctor Enrique J. Andreu, las células madre mesenquimales procedentes de la grasa “presentan unas propiedades inmunomoduladoras que nos interesan para regular la inflamación que se observa alrededor de la fístula en la enfermedad de Crohn, favoreciendo su cicatrización y el cierre del canal fistuloso”.



Una vez fraccionado y procesado el tejido graso, el doctor Andreu indica que al cabo de dos o tres semanas de cultivo se obtiene la cantidad necesaria de células mesenquimales. Es entonces cuando se procederá a la administración del tratamiento en dosis inyectables de 200 millones de células, muy superiores a las implantadas en estudios anteriores.

La administración del tratamiento se practica en el quirófano. En el caso más frecuente, el de las fístulas perianales, el protocolo descrito consiste en “localizar el trayecto de la fístula y su comunicación en el interior del ano, limpiar o desbridar su contenido y cerrar dicha comunicación mediante un punto de sutura. A continuación, a través del ano se inyectarán, en las proximidades de la comunicación ya cerrada, la mitad de la dosis celular. La otra mitad se inyectará, a través de la fístula, en las proximidades del conducto con el objeto de conseguir un efecto antiinflamatorio. Se trata de una técnica quirúrgica realmente sencilla”, apunta el doctor Baixauli.

Está previsto que tanto la liposucción como el posterior implante quirúrgico de las células madre adultas se realicen de forma ambulatoria con sedación profunda. Posteriormente, una semana después del tratamiento se realizará la primera revisión y después las siguientes, según el esquema que dicta el protocolo, hasta cumplir un año de seguimiento. “Durante estas revisiones, los especialistas comprobaremos la ausencia de efectos adversos del tratamiento a la vez que valoraremos la evolución hacia el cierre de la fístula, cuestión que se comprobará en la última revisión mediante una prueba de imagen, una resonancia magnética si se trata de una fístula perianal, o un TAC si es enterocutánea”, advierte el doctor Baixauli.


Criterios de inclusión

En la selección de los pacientes posibles candidatos para este ensayo clínico figuran, como principales criterios de inclusión, padecer enfermedad de Crohn con afectación fistulosa, como fístula perianal compleja, rectovaginal o enterocutánea. Además, en el momento de su selección el paciente no deberá estar sometido a tratamiento inmunosupresor -a excepción del Imurel, único permitido para este estudio-, o biológico. El resto de criterios de inclusión y exclusión quedan definidos en el protocolo.

Nota de Prensa: Clínica Universidad de Navarra



09 febrero 2011

Facultad Medicina analiza los avances y perspectivas de enfermedad de Crohn

Zaragoza, 9 feb (EFE)

Los avances y las perspectivas de futuro en la enfermedad de Crohn serán analizados mañana, jueves 10 de febrero, dentro de los seminarios biomédicos que organiza la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza y el Instituto de Ciencias de la Salud (I+CS) del Gobierno de Aragón.

La conferencia titulada "De la molécula al paciente: TNF-alfa, Crohn y calidad de vida" será impartida por el profesor asociado de la Facultad de Medicina y jefe de sección del Servicio de Digestivo del hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza, Fernando Gomollón.

El acto tendrá lugar a las 17.30 horas en el salón de Grados de la Facultad y será presentado y moderado por Ángel Lanas, profesor titular y vicedecano de Investigación, informa la Universidad de Zaragoza.

06 febrero 2011

Tras las pistas del mal de Crohn

Juan María Vázquez quiere encontrar en una enzima la presencia y la evolución de la enfermedad · El médico ha sido premiado por la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva


Enrique Morán 


Es una de las enfermedades del desarrollo. Cuanto más avanzada es una sociedad en sus nivels de bienestar, mayor nivel de casos de la enfermedad o mal de Crohn producirá. Es por lo tanto, una patología cada vez más prevalente en nuestro medio.

Los pacientes saben que afecta a la calidad de vida y desde el sistema sanitario se combate por dar una atención cada vez más eficaz y que resulte menos costosa, de ahí que la investigación médica tenga una gran importancia.

Juan María Vázquez es un joven médico cartayero de 26 años y realiza su labor en el Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Juan Ramón Jiménez. La Sociedad Andaluza de Patología Digestiva le ha premiado con la concesión de la beca Doctor Gonzalo Miño, su proyecto de investigación que trata de verificar la validez de una sencilla prueba diagnóstica para medir el grado de actividad de la enfermedad de Crohn, pudiendo evitar en algunos casos la realización de otra prueba más compleja como es la endoscopia.

Vázquez explica que durante 18 meses se ha estado reclutando pacientes. Son en total 80 las personas incluidas en el estudio.

El facultativo añade que "el estudio consta de dos partes: la primera incluye el reclutamiento de los pacientes y analizar las muestras. A ésta le sigue un seguimiento de ellos".

Sin embargo cómo saber en qué nivel un paciente está afectado por el Crohn y poder tener una perspectiva de su evolución son las claves principales del proyecto de Vázquez. Ello, evidentemente tendrá un positivo impacto en el tratamiento que haya de seguir el paciente.

El facultativo del Juan Ramón Jiménez comenta que "hay un camino que puede ahorrar pruebas como la endoscopia o la colonoscopia". Ese camino se abre en el mundo de las enzimas "que han demostrado su eficacia como parámetros útiles en este sentido" y que se encuentran en las heces.

Otra de las novedades más destacadas del proyecto de Vázquez es el enfoque sobre la enzima piruvato quinasa (M2-PK) fecal, "que ha sido hasta el momento poco estudiada y que ha servido habitualmente para saber si la enfermedad tenía naturaleza orgánica o funcional, por alteraciones neuronales". La enzima más estudiada por estos especialistas ha sido tradicionalmente la calcoprotectina que ha servido tanto para ver la evolución del Crohn como de la colitis ulcerosa. El optar por la M2-PK tiene su razón en que "esta enzima se encuentra en la células que se replican continuamente" y que se entiende que es muy eficaz para saber el grado de actividad y por lo tanto, de inflamación de la enfermedad en un momento determinado.

A los pacientes incluidos en el estudio se les realiza una colonoscopia por el que se determina el grado que presenta la enfermedad: leve, moderado y grave. Estos resultados se contrastarán con los que provean las enzimas -en los marcadores fecales-. Esto en cuanto al diagnóstico y seguimiento de la enfermedad. En cuanto a su valor pronóstico, el estudio quiere demostrar que si se tienen valores elevados de M2-PK, por encima de un punto de corte que se ha estipulado, esto puede sugerir un cambio de tratamiento.

A nadie se le escapa que el poder prever cuál va a ser la evolución de la enfermedad, representa una enorme ventaja para aplicar tratamientos cada vez más eficaces y prevenir de este modo, una evolución negativa de la patología; "si los marcadores demuestran una buena correlación de datos -explica Vázquez- podemos tomar de manera más exacta las decisiones", aparte de que "las prácticas clínicas se llevarían a cabo con más seguridad". Un tratamiento más preventivo y eficaz puede evitar el recurso a la farmacología. Tanto Vázquez como el jefe del Servicio de Aparato Digestivo, Manuel Ramos, señalan que no solo son unos medicamentos caros sino que también suelen provocar efectos inmunosupresores en el paciente, es decir, que puede reducir la eficacia del sistema inmunitario.

La enfermedad de Crohn se caracteriza por presentar una inflamación intestinal de carácter crónico que puede afectar a cualquier tramo del tubo digestivo existiendo, como ya se ha comentado, diferentes grados de incidencia, de modo que "nos podemos encontrar desde casos banales hasta algunos que presentan cuadros bastante complejos", según Manuel Ramos. Pese a que se supone que el estilo de vida, las dietas y todos los elementos que definen una sociedad desarrollada pueden intervenir en la aparición de esta enfermedad, los médicos no dejan de señalar una predisposición genética.

02 febrero 2011

Un estudio comunitario revela que las bacterias intestinales son fundamentales para el desarrollo del cerebro

(Noticia enviada por Alberto M., socio Accu-Álava)

Según una nueva investigación financiada por la UE y publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), parece ser que las bacterias que viven en el intestino influyen en el desarrollo del cerebro y en la conducta de los adultos. Los hallazgos sugieren que la colonización de nuestros intestinos por microbios en nuestra primera infancia puede ser fundamental para el desarrollo saludable del cerebro. La investigación también puede tener implicaciones relativas a nuestra comprensión de los trastornos psiquiátricos.

El apoyo de la UE para este trabajo proviene del proyecto TORNADO («Objetivos moleculares abiertos para la regulación de la flora intestinal: nuevas vías para mejorar la dieta y la salud de los europeos»), que recibió 5,9 millones de euros del área temática «Alimentos, agricultura y pesca, y biotecnología» del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE. El objetivo del proyecto se centra en esclarecer la influencia de la dieta en los microbios intestinales y, a su vez, la influencia de estos microbios en el sistema inmunológico y otros sistemas del organismo. TORNADO se inició en 2009 y está previsto que concluya en 2013.

Se sabe que el entorno que nos rodea en las primeras etapas de la vida tiene una gran influencia en nuestro desarrollo. Poco después del nacimiento, el intestino de los bebés de los mamíferos se ve rápidamente colonizado por una comunidad variada de bacterias. Estudios realizados señalan que este proceso es esencial para el buen desarrollo de una serie de sistemas del organismo, como la función inmune, el desarrollo de vasos sanguíneos y la función hepática.

Al igual que muchos otros órganos, el cerebro se ve afectado por los factores ambientales que rodean al organismo desde el nacimiento. La ciencia ha demostrado que existe una correlación entre las infecciones causadas por microbios patógenos al nacer y algunos trastornos del desarrollo neurológico como el autismo y la esquizofrenia

En este estudio, los científicos del Instituto Karolinska y del Instituto del Cerebro de Estocolmo (Suecia), junto con sus colegas del Instituto del Genoma de Singapur, se propusieron investigar la influencia de los microbios «normales» del intestino en el desarrollo y funcionamiento del cerebro.

El equipo comparó el comportamiento de ratones que se habían criado en un entorno con microorganismos normales con ratones que habían sido criados en un ambiente libre de microorganismos (ratones «libres de gérmenes»).

Los experimentos demostraron que los ratones libres de gérmenes eran más activos que sus homólogos con microbios y, además, presentaban comportamientos de mayor riesgo. La exposición de ratones libres de gérmenes a microbios desde etapas tempranas de la vida dio como resultado adultos que se comportaban de manera similar a los ratones que habían estado expuestos a las bacterias desde su nacimiento. Sin embargo, la colonización por bacterias de ratones adultos libres de gérmenes no afectaba a su comportamiento pues seguían actuando como ratones libres de gérmenes.

«Los datos apuntan a que existe un período crítico en las primeras etapas de la vida en el que los microorganismos intestinales afectan al cerebro y cambian el comportamiento en la vida adulta», comentó la autora principal del artículo, la Dra. Rochellys Díaz Heijtz del Instituto Karolinska y el Instituto del Cerebro de Estocolmo.

Un análisis de la actividad de los genes en los cerebros de los dos grupos de ratones puso de manifiesto diferencias en los niveles de actividad de los genes implicados en el aprendizaje, la memoria y el control motor.

«Nuestros resultados sugieren que durante la evolución, la colonización de la microbiota intestinal se ha integrado en la programación del desarrollo del cerebro, afectando al control motor y al comportamiento relacionado con la ansiedad», concluyen los investigadores.

«La microbiota intestinal también podría ser capaz de modificar la expresión de los genes relacionados con el riesgo o ser parte de los mecanismos que alteran las funciones cognitivas en los pacientes con enfermedades gastrointestinales», señalan los investigadores. «Por último, los cambios de comportamiento observados derivados de la presencia de flora intestinal en los roedores, como se relata en este documento, podrían tener implicaciones más amplias a la hora de considerar los trastornos psiquiátricos en las personas.»

01 febrero 2011

Probióticos diseñados genéticamente

Una nuevo enfoque de una terapia tradicional se muestra prometedor para el tratamiento de las enfermedades intestinales


 El interés público en los probióticos está aumentando, si se puede considerar el exceso de publicidad de yogures probióticos—aquellos con una dosis adicional de bacterias beneficiosas—como prueba. Los científicos están llevando esta terapia tradicional al siglo XXI mediante la ingeniería genética de los microbios para aumentar su efecto sobre el sistema inmunológico. En última instancia, se espera que los nuevos microorganismos ayuden a tratar las enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, así como otros trastornos resultantes de un sistema inmunológico hiperactivo.


En una investigación publicada este mismo día en Proceedings of the National Academy of Sciences, un equipo de científicos ha eliminado un gen de la bacteria Lactobacillus acidophilus, que se encuentra comúnmente en el yogur. Mansour Mohamadzadeh, profesor asociado de medicina de la Universidad Northwestern y sus colaboradores ya habían demostrado que la enzima que este gen produce hace aumentar la inflamación, una característica definitoria de la enfermedad de Crohn y de la colitis ulcerosa. Sin embargo, la forma inalterada de la bacteria también dispara la producción de una molécula inmune beneficiosa, la IL-10m, que ayuda a regular el sistema inmunológico. El objetivo de la ingeniería de microbios es aportar los efectos beneficiosos sin los nocivos.

Cuando fueron suministradas a ratones con colitis e inflamación del colon, las bacterias modificadas previnieron la pérdida de peso y la diarrea con sangre que normalmente acompañan a esta condición. Además, los ratones tratados mostraron hasta un 90 por ciento menos de inflamación en el tejido del colon que sus contrapartidas no tratadas.

Aunque los alimentos y los suplementos probióticos representan una gran industria, no está claro si en realidad ayudan a tratar mejor las enfermedades gastrointestinales. La investigación publicada este mismo día forma parte de una tendencia en microbiología de estudiar en riguroso detalle los efectos de los probióticos y los mecanismos que subyacen a ellos.

"La idea [de los probióticos] es maravillosa, pero la evidencia [de su eficacia] es bastante limitada", señala Balfour Sartor, codirector del Centro para la Biología y las Enfermedades Gastrointestinales de la Universidad de Carolina del Norte, quien no participó en el nuevo estudio. Puesto que los probióticos son considerados un alimento y no un fármaco, no están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. y, por lo tanto, no requieren los extensos ensayos clínicos que sí requieren los fármacos.

La enfermedad inflamatoria intestinal es una de las principales áreas de interés para el tratamiento con probióticos, pero "en realidad ha habido poca evidencia directa de que los probióticos sean eficaces para el tratamiento o la prevención de la enfermedad de Crohn", afirma Sartor. Algunas investigaciones sugieren que dos formulaciones diferentes de probióticos pueden ayudar a prevenir la recurrencia de la colitis ulcerosa, comenta él. "Sin embargo, éste es el caso de sólo dos de los miles de formulaciones".

Los científicos aún no saben exactamente cómo las bacterias probióticas influyen en el sistema gastrointestinal, pero esta investigación sugiere varios mecanismos posibles. Las bacterias beneficiosas podrían alterar temporalmente la relación de buenas y malas bacterias que habitan en el intestino, o podrían específicamente bloquear la actividad de las bacterias nocivas. Además, los probióticos parecen influir en el sistema inmune, "estimulando las células inmunes protectoras o bloqueando las actividades que afectan negativamente a las células inmunes", indica Sartor.